El mercado apoyó la oferta de canje del Gobierno y se espera la respuesta de Blackrock

El mercado recibió de forma positiva la última oferta que realizó el Gobierno a los acreedores. Este lunes, acciones y bonos «volaron» y escalaron hasta 40% y 6% respectivamente. En medio del apoyo de un grupo de bonistas, analistas financieros y hasta de exfuncionarios del Gobierno de Mauricio Macri, se espera en las próximas horas la respuesta de Blackrock, el fondo de inversión más duro en las negociaciones.

El Ministerio de Economía elevó el valor de la propuesta de pago a los bonistas con distintas mejoras en las condiciones de la reestructuración. Pagará tasas de interés más generosas, con cupones que aumentarán más rápido, menores quitas y vencimientos más cortos.

Uno de los cambios que el mercado identificó como «decisivo» en la nueva oferta -y que marca el carácter de «ultimátum» por parte del equipo económico- es que estableció incentivos monetarios para que los fondos apuren su ingreso al canje.

Quienes den su respaldo a la oferta oficial antes del 4 de agosto obtendrían un valor diferencial que llevaría la propuesta argentina a 53,5 dólares por cada 100 de deuda. Para los que terminen entrando luego o por efecto de «arrastre» por el sistema de mayorías -lo que decide la mayor parte se derrama al resto- tendrán un valor presente neto de 52,3 dólares.

Los fondos Gramercy y Fintech, integrantes del grupo Argentina Creditor Committee (ACC), fueron los primeros en manifestar este lunes su apoyo explícito a la propuesta. «Le damos la bienvenida al anuncio de anoche de la República Argentina, incluyendo las mejoras en los términos y condiciones a su oferta original. Esperamos apoyar la oferta de la Argentina ya que provee la sostenibilidad de deuda que es crucial para el crecimiento económico duradero y sostenible», indicaron.

Eran, de todas formas, los bonistas que ya se encontraban más cercanos a la postura oficial. La incógnita es saber qué responderá Blackrock, líder del comité Ad Hoc y uno de los fondos más representativos y más reticentes a acercar posiciones con el Gobierno.

Consultados por TN.com.ar, desde el grupo Ad Hoc se limitaron a responder que no realizarán una declaración pública hasta tanto el Gobierno publique de forma oficial la nueva oferta en la Comisión de Valores de los Estados Unidos (SEC). Este lunes el Palacio de Hacienda solo envió a la SEC el comunicado de prensa con la nueva invitación a los acreedores. Este lunes a la noche, en el Boletín Oficial, se conoció el decreto en cuestión.

Por la noche, el ministro de Economía Martín Guzmán aseguró que «ahora la pelota está del lado de los acreedores«. «Buscamos llegar a un acuerdo con todos los acreedores, pero lo que la Argentina tiene es un problema real, de deuda insostenible, y este es el límite al que podemos llegar», dijo el funcionario.

Reveló que el país ha «definido un umbral de participación mínima: si menos de la mitad no acepta la oferta, queda caduca». «Para que podamos avanzar tiene que entrar al menos la mitad», aseveró.

Guzmán ratificó que se trata de una «última oferta» y señaló que «este proceso de negociación empezó con partes muy separadas, que ahora están más cerca». «Esta es la última oferta, el proceso de negociación ha sido duro, y se ha convertido en un baño de realidad para los acreedores sobre la situación real en que estaba la Argentina», dijo.

Señaló que «al principio la distancia era enorme, y las demandas que recibíamos eran imposibles de sostener». Pero destacó: «Se estableció un proceso de negociación, las partes se han ido acercando, y con un grupo estamos de acuerdo, y con otros acreedores aún no«.

Sobre las diferencias con Blackrock, Guzmán admitió que existen pero consideró: «Lo que queremos es resolver el problema de la Argentina, que no sea de una forma confrontativa, y tener una relación sana con los acreedores». «Para eso la propuesta tenemos que poder sostenerla, porque si hacemos promesas que no podamos cumplir, poco tiempo después vamos a estar en problemas de vuelta», afirmó en declaraciones a Telefé.

A la espera de un acuerdo, el mercado reaccionó con fuertes subas

Las acciones argentinas que cotizan en Wall Street avanzaron este lunes hasta 40% (Cresud), con otras compañías registrando alzas en torno a 25%, como Irsa o Banco Macro (22,5%). En Buenos Aires, el índice Merval escaló 9%, en un contexto de incrementos generalizados en el mundo, con los indicadores de Wall Street avanzando hasta 2,5%.

Los bonos argentinos mostraron avances de 3% promedio, según Reuters, aunque algunos títulos llegaron a reflejar avances superiores al 6%. El Riesgo País, en ese contexto, retrocedió 5,7%, hasta 2399 puntos básicos.

Uno de los funcionarios clave de la gestión de Mauricio Macri, Luis Caputo, manifestó a última hora del domingo su apoyo a la oferta. “Muy buena propuesta de canje. Con niveles de NPV (valor presente neto) aceptables para los acreedores y acordes a las posibilidades del país. Muy buen diseño de los incentivos, desalentando el ser holdout. Una propuesta justa que debiera tener una alta participación”, tuiteó.

Por el contrario, el que criticó la negociación fue el exministro de Hacienda Alfonso Prat-Gay. En su cuenta de Twitter, escribió: “Fue la cuarta ‘última propuesta’. Promesa de pagos por U$S15.000 millones más que en la primera. Más que un precedente mundial, un manual de cómo NO se debe negociar”.

En tanto, en una nota a clientes, el Grupo SBS también ponderó la oferta. “La propuesta está bien orientada y creemos que podría ser exitosa. La oferta tiene un valor que está en el rango que creemos aceptable por los acreedores y en línea con lo que consideramos que puede pagar Argentina. Al parecer, la cuarta vez podría ser finalmente la vencida”, resumió.

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: