El impacto de la cuarentena en el negocio inmobiliario: cayó casi 80% la venta de propiedades en la ciudad de Buenos Aires en mayo

La actividad inmobiliaria viene registrando fuertes caídas desde hace casi dos años. Pero las restricciones como consecuencias de las medidas de aislamiento social preventivo y obligatorio paralizaron la actividad en la ciudad de Buenos Aires. El piso fue abril, con apenas siete operaciones de compra venta de inmuebles, que correspondieron a casos de fuerza mayor, según los registros del Colegio de Escribanos porteños.

En mayo, en tanto, se realizaron 681 operaciones, de acuerdo con el relevamiento que realizan los escribanos. Si se compara con el mes anterior, donde la actividad estuvo frenada, hubo una “recuperación”. Pero en comparación con el mismo mes del año anterior, cuando la cifra fue de 3.198, la caída es del 78,7 por ciento.

“Los números que reflejan una caída de casi el 80% respecto a 2019, hay que también interpretarlos que se comparan con un año que ya era castigado. Hace dos años teníamos 6.000 escrituras, previo a la trepada del dólar en 2018. Esto implica que hay que tener en cuenta recesión, inflación, falta de crédito, un dólar alto y con restricciones para adquirirlo. Esperemos que se vaya recuperando lentamente”, señaló Carlos Allende, presidente del Colegio de Escribanos porteño.

En los últimos años, la actividad inmobiliaria tuvo su pico entre 2017 y 2018 gracias a la implementación de los créditos hipotecarios UVA. Luego de la devaluación, los créditos fueron desapareciendo y la venta de propiedades comenzó a caer. Las restricciones para acceder a la compra de dólares en 2019 complicaron aun más las operaciones, que alcanzaron su piso histórico el año pasado, con poco más de 33.000 operaciones en el año, un 40% que en 2018, cuando se alcanzó un total de casi 56.000.

El monto de las operaciones fue de $6.118 millones, un 64% menos que en el mismo mes del año anterior. En promedio, las escrituras se realizaron por $8,9 millones (unos USD 128.000 al tipo de cambio oficial promedio del mes). Esto representa una suba de 68% en pesos y de 10,8% en dólares.

Durante el mes, solo se realizaron 42 operaciones a través de hipotecas bancarias. Es un 82,4% menos que en mayo de 2019. Los primeros cinco meses del año acumulan una caída de las escrituras realizadas con hipotecas de 61 por ciento.

El piso de siete operaciones que se dio en abril se debió a que los escribanos solo fueron exceptuados de cumplir la cuarentena por razones de fuerza mayor, humanitarias o en casos vinculadas a actividades esenciales. Durante mayo, las escribanías y las inmobiliarias ya pudieron retomar la actividad, con algunas restricciones y con protocolos sanitarios.

Esta semana, también se conocieron los datos de la provincia de Buenos Aires, donde en mayo se realizaron apenas 407 compraventas de inmuebles, lo que representa una caída del 94,7% interanual. En el mismo mes del año pasado, se habían realizado 7.725 actos.

Aunque algunos servicios para la compraventa y alquileres de propiedades ya están habilitados, total o parcialmente, en varias jurisdicciones, ocho de cada diez inmobiliarias no pudieron cerrar ninguna operación durante mayo. El número fue relevado por el Observatorio Inmobiliario de la Cámara de Empresas de Servicios Inmobiliarios (Camesi) entre más de 3.200 operadores del sector.

“Estamos frente a una crisis sin precedentes en el mercado y creemos que se imponen medidas del Gobierno que incluyan una amplia moratoria, el acceso a créditos blandos y una fuerte presencia y apoyo del Estado en lo económico, en lo financiero y en lo comercial”, evaluó Alejandro Ginevra, presidente de Camesi.

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: