El gobierno de Biden exigió a China que deje de ejercer “presión militar, diplomática y económica” sobre Taiwán

Joe Biden (Reuters)

Joe Biden (Reuters)

El Departamento de Estado de Estados Unidos ha instado a China a que entable un diálogo con los representantes elegidos democráticamente de Taiwán y a dejar de “ejercer presión militar, diplomática y económica sobre la isla”, en el primer comunicado en este sentido desde que Joe Biden asumió la Presidencia norteamericana el pasado miércoles.

La declaración fue realizada a última hora de este sábado, después de que Taiwán denunciara que una flota de 13 aviones militares chinos, incluidos ocho bombarderos H-6K, realizaron una incursión sobre su zona de identificación de defensa aérea.

Estaremos del lado de amigos y aliados para promover nuestra prosperidad, seguridad y valores compartidos en la región del Indo-Pacífico, y eso incluye profundizar nuestros lazos con la Taiwán democrática”, según el comunicado del Departamento de Estado. “Continuaremos ayudando a Taiwán a mantener una capacidad de autodefensa suficiente”, añade la nota.

“Estados Unidos continuará apoyando una resolución pacífica de los problemas a través del Estrecho, en consonancia con los deseos y los mejores intereses del pueblo de Taiwán”, según el texto, antes de agregar que el compromiso de EEUU con Taiwán es “sólido como una roca” y contribuye al mantenimiento de la paz y la estabilidad en Asia.

Biden y Xi Jinping en una reunión bilateral cuando el norteamericano era vicepresidente de Barack Obama

Biden y Xi Jinping en una reunión bilateral cuando el norteamericano era vicepresidente de Barack Obama

“Agradecemos sinceramente al Departamento de Estado de EEUU su sólido apoyo a los demócratas de Taiwán frente a la coerción en curso de Beijing. A raíz de los valores e intereses compartidos, estamos comprometidos con nuestra asociación con Estados Unidos para promover la paz y la estabilidad en el Indo-Pacífico”, respondió el Ministerio de Exteriores de Taiwán en un tuit.

Al mismo tiempo, Estados Unidos se comprometió a respaldar los acuerdos pactados en relación al estatus de la isla.

Las banderas de Taiwán y EEUU en una reunión entre funcionarios de ambos países. Taipei, Taiwán, 27 de marco de 2018. REUTERS/Tyrone Siu/

Las banderas de Taiwán y EEUU en una reunión entre funcionarios de ambos países. Taipei, Taiwán, 27 de marco de 2018. REUTERS/Tyrone Siu/

Las tensiones entre Beijing y Taipéi aumentaron considerablemente durante el mandato del ex presidente estadounidense Donald Trump, que dio prioridad al fortalecimiento de las relaciones con Taiwán, incluida la venta de armas, pese a que en 1979 Washington rompió sus relaciones con Taipéi, que se convirtieron en informales, tras reconocer a la República Popular.

Taiwán se considera un territorio soberano con Gobierno y un sistema político propios bajo el nombre de República de China desde el final de la guerra civil entre nacionalistas y comunistas en 1949, pero Beijing mantiene que es una provincia rebelde e insiste en que retorne a lo que denomina patria común.

El ex secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, anunció a principios de enero que Washington levantaría “restricciones internas complejas” sobre los contactos con Taipei por parte de diplomáticos, después de un año de creciente fricción entre Estados Unidos y China sobre temas como los derechos humanos, el comercio y los orígenes de la pandemia de covid-19.

China amenazó con un “contraataque” contra una medida de Estados Unidos para levantar las restricciones a los contactos oficiales con Taiwán a medida que aumentan las tensiones militares entre Beijing y la isla autogobernada.

La incursión

El Ministerio de Defensa de Taiwán denunció que trece aviones de combate chinos sobrepasaron la Zona de Identificación de Defensa Aérea (ADIZ) taiwanesa en la noche del sábado, el mayor número en un solo día en lo que va del año.

Según un comunicado de la cartera taiwanesa, se trata de un avión antisubmarino Y-8, ocho bombarderos Xian H-6K y cuatro aviones de combate Shenyang J-16.

“Estas intrusiones llevaron a la Fuerza Aérea de Taiwán a responder con medidas apropiadas y efectivas”, afirmó el ministerio, las cuales pasaron por enviar cazas para monitorear los aviones militares chinos, emitir advertencias por radio y movilizar activos de defensa aérea hasta que finalmente abandonaron la ADIZ.

Según la agencia estatal CNA, la cifra de incursiones por parte de aviones militares chinos ha aumentado en los últimos meses.

En octubre del año pasado, al menos 19 aviones militares chinos entraron en la ADIZ taiwanesa mientras que en septiembre cazas J-16 chinos cruzaron la línea media del Estrecho de Taiwán.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

EEUU y Japón prometieron fortalecer su alianza ante el empuje marítimo de China

Seúl y Washington acordaron abordar pronto la situación norcoreana

MAS NOTICIAS

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: