El fundador del antivirus McAfee, detenido en España por delito fiscal

John McAfee, el polémico fundador de la empresa de antivirus informáticos que lleva su nombre, ha sido detenido en el aeropuerto de El Prat, en Barcelona, acusado, entre otros delitos, de evadir millones de dólares en impuestos de las ganancias que supuestamente habría ganado con actividades como el comercio de criptomonedas. El departamento de Estado de Justicia de EE UU anunció este lunes los cargos que pesan contra McAfee y explicó que estaba pendiente el proceso de extradición desde España, según ha adelantado el diario británico Financial Times y han confirmado a EL PAÍS fuentes de la Audiencia Nacional. El supervisor bursátil estadounidense, la Securities and Exchange Commission (SEC) también ha presentado acusaciones por la vía civil contra McAfee.

El excéntrico millonario fue interceptado el pasado sábado en el aeropuerto de El Prat sobre las nueve y media de la mañana cuando se disponía a tomar un vuelo a Estambul, detallan fuentes policiales. Al cruzar los datos de su pasaporte con las bases de datos de la Policía y con el Sistema de Registros Administrativos de Apoyo a la Administración de Justicia (SIRAJ), los agentes comprobaron que constaba una orden de búsqueda y detención para extradición de la justicia estadounidense por el cargo de estafa. En ese momento fue detenido. El domingo, McAfee fue puesto a disposición del Juzgado Central de Instrucción 5, de la Audiencia Nacional, cuyo titular, José de la Mata, le tomó declaración por videoconferencia a través del juzgado de guardia de El Prat de Llobregat. Al término de la misma, el magistrado ordenó su ingreso en prisión preventiva mientras se tramita la orden de extradición. El empresario está recluido en la cárcel de Brians, en la localidad de Sant Esteve Sesrovires (Barcelona).

El empresario estadounidense está acusado de ocultar presuntamente al fisco de su país millones de dólares de ingresos procedentes de la promoción de criptomonedas y de la venta de los derechos para la publicación de su biografía, según el departamento de Justicia. La fiscalía considera que el empresario usó cuentas a nombre de otras personas para ocultar esos ingresos, obtenidos entre 2014 y 2018. También adquirió, a nombre de otros, bienes como un yate, según la justicia estadounidense.

La vida de McAfee, de 74 años, exitoso empresario tecnológico, fundador de la empresa de seguridad informática McAfee, una de las más populares del mundo y que vendió a Intel por 7.600 millones de dólares (6.450 millones de euros) a comienzos de la década pasada, ha estado trufada de episodios judiciales desde entonces. Primero, huyó de las autoridades en 2012 tras la muerte de su vecino en Belice. Se refugió en la vecina Guatemala y después fue deportado a EE UU, aunque finalmente no fue acusado de nada en relación con ese caso. En 2019, el propio McAfee señaló que había huido de EE UU porque afrontaba acusaciones del fisco. En julio del año pasado, declaró a una agencia de prensa desde Cuba que no había pagado impuestos durante los últimos ocho años. “No volveré a pagar impuestos, es inconstitucional e ilegal”, dijo. También fue detenido en julio de 2019 en la República Dominicana por portar armas en su yate.

Según el departamento de Justicia, no ha pagado impuestos durante cinco años, entre 2014 y 2018. El expediente se abrió en junio, pero ha permanecido en secreto hasta su arresto. Además, según la acusación civil de la SEC, ha promocionado la compra de criptomonedas a sus seguidores de la red social Twitter sin advertir de que estaba siendo remunerado por esa promoción, por la que, según la autoridad bursátil, se embolsó más de 23 millones de dólares (19,5 millones de euros). Junto a McAfee, también está acusado su guardaespaldas, Jimmy Watson.

El pasado mes de marzo, cuando se desató la crisis del coronavirus, le sorprendió en Tarragona, desde donde inició un diario en las redes sociales para quejarse de que las medidas de restricción de la movilidad que se tomaron entonces le impedían moverse a su antojo. Habló de “locura” y de “ley marcial” y se quejó del alarmismo desatado por un virus que, según sus palabras, mata menos que la gripe, publicando vídeos en los que se hacía evidente que se saltaba el confinamiento.

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: