El crimen de Melina Romero: seis años después, su madre pide reactivar la causa

A seis años del crimen de Melina Romero, su madre pidió que se reactive la causa para identificar al resto de los responsables. La joven fue vista por última vez el 24 de agosto de 2014, a la salida de un boliche del partido de San Martín, donde había ido a festejar su cumpleaños número 17, y su cuerpo fue encontrado un mes después en un predio cercano al Ceamse de José León Suárez.

«Quiero que la justicia reactive la investigación. Es imposible que una sola persona haya cometido tal aberración y la haya llevado y tirado en un riachuelo 30 días después», reclamó Ana María Martínez, la mamá de la víctima, en diálogo con Télam.

La mujer aseguró que tras el crimen de Melina dejó de creer en la «Justicia del hombre». «Solo creo en la Justicia divina, que es la que me ayuda en el día a día a llevar con tanto dolor la falta de mi hija».

Por el crimen de Melina hubo solo un condenado: Joel «Chavito» Fernández, de 23 años. El acusado había sido declarado culpable por un jurado popular y, en diciembre de 2017, recibió una pena de 13 años de prisión. Se lo acusó del delito de «homicidio preterintencional en concurso real con la privación ilegal de la libertad coactiva agravada por la participación de dos o más personas«.

Martínez recordó que la fiscalía no acusó a Fernández y fue llevado a juicio a instancias de la querella, impulsada por su abogado Marcelo Biondi. «Nunca declaró («Chavito») y se comió el garrón de encubrir a otros. Vaya saber por qué lo hizo. Se debe investigar todo de nuevo, con otros fiscales, y encontrar a otros culpables», pidió la mamá de Melina.

Luego del juicio, la fiscalía general de San Martín, a cargo de Marcelo Lapargo, ordenó la creación de un equipo de fiscales para proseguir la investigación, pero no hubo nuevos imputados.

«En el caso de mi hija debe haber más detenidos y condenados. Todo estuvo mal hecho desde el minuto cero de la investigación. La fiscalía no acusó y no estuvo en el juicio oral», se lamentó Martínez, y advirtió que irá «por todo para que se haga justicia».

A la salida del juicio en el que fue condenado Fernández, la mamá de Melina aprovechó la guardia periodística que aguardaba su palabra para «pedir por otras víctimas». Ahora, en un nuevo aniversario del crimen de su hija, la mujer opinó sobre la situación actual que atraviesan las mujeres víctimas de delitos.

«Hay mucha brutalidad en las calles con las mujeres, muchos robos, violaciones y asesinatos. Todo está mal. Los que gobiernan se tienen que poner las pilas. La Justicia se tiene que poner las pilas. Dejan presos a los que se defienden de la delincuencia y libres a los que delinquen. Es un mundo al revés», reflexionó Martínez.

En relación a la instrucción de la causa, la fiscal de San Martín Fernanda Billone, que estuvo a cargo del caso, le dijo a Télam que en su fiscalía el caso está cerrado: «Hubo un juicio con un jurado popular que dio su veredicto. Aunque la fiscalía no acusó, hubo una condena«.

Marcelo Biondi, el abogado que representó a la familia de Melina en el juicio, consideró que el caso «tuvo un cúmulo de errores en la investigación«. Y cuestionó: «Lo último que se sabe de la causa es que el fiscal general de San Martín ordenó que cuatro fiscales continúen investigando, pero esa investigación no avanza nunca«, cuestionó el letrado.

El letrado recordó que el juicio por jurados en el cual fue condenado «Chavito» Fernández, que contó con un jurado popular de 12 miembros, «tuvo la particularidad de ser el primero en Argentina realizado sin fiscal«.

«Fue una barbaridad«, remarcó el abogado, y aseguró que lograron hacer «algo de Justicia» por Melina, «con un panorama muy adverso y con la ausencia del Estado».

En este sentido, no se mostró esperanzado con la reactivación de la causa, y manifestó: «Es probable que el resto de los autores del homicidio queden impunes por una investigación que no fue buena».

Biondi comparó el hallazgo del cuerpo de Melina con el caso de la familia Pomar y el de Facundo Astudillo Castro, ya que en los tres se habían hecho rastrillajes por el lugar del donde finalmente se encontró el cuerpo y, sin embargo, «lo encontró un lugareño».

El crimen de Melina Romero

El 24 de agosto de 2014, Melina fue a festejar su cumpleaños al boliche «Chankanab», de San Martín. Las cámaras de seguridad la registraron a la salida, pero no regresó a su casa.

El 24 de septiembre, su cuerpo fue hallado en un predio de José León Suárez, a orillas del arroyo Moreno. «Fue reconocido por el papá y la mamá en la morgue judicial de Lomas de Zamora. Se trata de Melina», afirmó Biondi, en aquel momento, a TN.

A fines de noviembre de 2017, se llevó adelante el juicio por jurados que condenó a «Chavito» Fernández a 13 años de prisión.

Antes, la causa tuvo un testimonio clave: una joven que contó que Melina la pasó a buscar por su casa en auto, con «Chavito» y otros adolescentes, y que fueron todos juntos a una vivienda, donde durante varias horas les dieron drogas y alcohol y abusaron de ellas.

La testigo reveló también que en un momento la subieron a ella y a Melina a un vehículo y manejaron hasta llegar a un arroyo, donde ella pudo ver cómo tiraron el cuerpo de su amiga al agua.

En la causa estuvieron detenidos otros dos jóvenes apodados «Toto» y «Narigón», aunque no fueron acusados por la fiscal y quedaron absueltos.

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: