El Black Friday de las tiendas de barrio

Se acerca el Black Friday 2020, una de las fechas más importantes del calendario para millones de consumidores en todo el mundo. En poco tiempo, esta tradición importada de EE UU ha conquistado los mercados internacionales y su impacto en las ventas crece año tras año, ya que buena parte de las compras navideñas se adelanta a ese día. La pandemia de la covid-19 influirá con fuerza en este Black Friday, que se celebra el próximo 27 de noviembre.

En un año marcado por la distancia social, las limitaciones de aforo en las tiendas físicas y el control de la movilidad, el comercio electrónico ha multiplicado su facturación. Y las previsiones apuntan a que esta tendencia ya es imparable. Según el estudio Black Friday 2020, un 51% de los españoles hará sus compras a través de Internet debido al coronavirus. De hecho, el canal online representará el 89% de las ventas, y el móvil será la herramienta más utilizada en las transacciones.

Además se espera que, este año, el gasto sea mayor. Tras meses de contención en los ahorros, un tercio de los encuestados sostiene que comprará más que en 2019. También aumentarán al 19% las ventas superiores a 300 euros. Todas estas proyecciones suponen cierto balón de oxígeno para el pequeño comercio, muy castigado por la crisis económica y social del SARS-CoV-2.

Mi Electro basa su concepto de negocio en la excelencia en el servicio y en la ayuda a los comercios de toda la vida

La Confederación Española de Comercio ya ha advertido de la situación crítica que atraviesa el sector por las semanas de confinamiento, el cierre de la actividad no esencial y la caída de ingresos y de consumo. La patronal estima que unos 67.500 establecimientos en España (el 15% del total) ya han bajado para siempre la persiana debido al impacto de la pandemia, con unas caídas de facturación superiores al 50%.

Apoyo a los comercios locales

Por eso más que nunca este Black Friday es una magnífica ocasión para apoyar y colaborar con los comercios locales. Muchas personas relacionan esta fecha con grandes plataformas y marcas que facturan millones de euros cada año –algunas de ellas, además, ni siquiera tributan en España–. Nada más lejos de la realidad. El pequeño comercio juega un papel importante en esta iniciativa, ya que muchas tiendas de proximidad ofrecen durante estos días descuentos especiales que suponen un trampolín importante para sus ventas anuales.

Otra de las características de estos establecimientos de barrio es su trato cercano con los clientes, quienes agradecen esa proximidad y asesoramiento durante todo el proceso de compra. Es lo que ocurre con las más de 350 tiendas asociadas a Mi Electro, que basa su concepto de negocio en la excelencia en el servicio y en la ayuda a los comercios de toda la vida.

En un contexto socioeconómico tan complicado como el que este año atraviesan muchas pequeñas tiendas de barrio, estos establecimientos han tenido un apoyo importante a través de mielectro.es, la web de la cadena donde es posible comprar electrodomésticos y electrónica para el hogar de forma cómoda y segura. Al hacerlo, se genera un pedido a la tienda de barrio como si fuese una venta más del propio establecimiento. Esto es importante para que negocios de cercanía que no pueden estar en Internet reciban pedidos también a través del canal online, y así generar nuevos clientes. Además, durante el confinamiento, Mi Electro permitió que muchas de estas tiendas no cerraran su actividad, ya que recibían pedidos directamente desde la web de la cadena.

El sistema asigna la venta al establecimiento más cercano al domicilio del cliente. De esa manera, cada transacción que se genera reporta un beneficio económico directo a la tienda que sirve el pedido, que se queda con casi todos los márgenes de la operación. Porque el compromiso de Mi Electro es que el negocio online no someta ni perjudique a los pequeños comercios locales. Al contrario, esta fórmula les puede ser de gran utilidad ante un horizonte repleto de incertidumbres y posibles nuevos cierres. En otras palabras, comprar a través de Mi Electro repercute directamente en el sustento económico de todas estas tiendas de proximidad y en las familias que trabajan en ellas.

Además de reavivar la economía local, esta actividad genera movimiento y negocio en los barrios, ya que promueve que los tenderos puedan seguir con sus repartos y ventas incluso en circunstancias complicadas como las de este año. Una filosofía de trabajo que se ha plasmado en la generación de nuevos clientes y ventas.

La venta de siempre, llevada al modelo online

La idea de Mi Electro es que cuando tu realices un pedido en su web, sientas lo mismo que si la compras en una tienda de barrio. Cuando tú ibas a la tienda de toda la vida a por un frigorífico, el tendero te lo servía al día siguiente o incluso a las pocas horas con total confianza. Y te lo hacía esa misma persona con la que hablabas, generando un compromiso y un vínculo importante más allá de la venta.

Por eso, mielectro.es trata de evitar esa deshumanización que provoca Internet. Tu compra te la sirve tu tienda de barrio en 24 horas: compres en la tienda o en Internet, el proceso es el mismo. No hay agencias de por medio y tienes un establecimiento siempre cerca de ti para el servicio posventa, donde te atenderán con rapidez en el momento en que algo falle o surja cualquier mínimo problema de mantenimiento. Como sucede con el comercio de cercanía y proximidad.

Entrega de la compra en 24 horas

Esta rapidez en la entrega es otra de las señas de identidad de una marca cuya prioridad es, ante todo, la excelencia con sus clientes. La atención y el servicio lo prestan profesionales del sector con décadas de experiencia, y eso se refleja en las valoraciones recibidas por los compradores, que destacan la calidez y la rapidez de toda la experiencia de compra, incluido el servicio posventa.

Durante la entrega y la instalación de la mercancía, el personal de la tienda se encarga de dejar listo para su uso el electrodoméstico, y comprueba que todo funciona correctamente. Una vez instalado el nuevo producto, retiran el usado para trasladarlo a los puntos de reciclaje autorizados dentro del plazo de 24 horas.

La sostenibilidad es otra de las señas de identidad de Mi Electro, ya que su apuesta por mantener el negocio de proximidad es su razón de ser. En demasiadas ocasiones, las ventas online redundan en beneficio de los grandes almacenes o de las multinacionales que operan a través de Internet, empresas que utilizan argucias de venta –a veces discutibles– para facturar más y a toda costa. En cambio, invertir en los comercios locales y cercanos es más sostenible con el entorno e implica mayores beneficios para la economía de nuestro país, ya que repercute directamente en la supervivencia de muchas familias y establecimientos tradicionales.

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: