EEUU: para Mnuchin las pequeñas empresas necesitan subsidios, no préstamos

En respuesta a dichos cuestionamientos, Mnuchin dijo que los u$s455.000 millones asignados al Tesoro en la primavera boreal bajo la Ley CARES -que incluye ayuda para préstamos de emergencia a empresas, organizaciones sin fines de lucro y gobiernos locales- deberían ser puestos a disposición del Congreso para su reasignación.

En declaraciones a CNBC, el funcionario intentó garantizar a los mercados que la Fed y el Tesoro tienen suficientes herramientas para respaldar a la economía. «Los mercados deberían estar muy cómodos porque nos queda bastante capacidad», afirmó Mnuchin, agregando que el Tesoro podría reactivar la iniciativa recurriendo al Fondo Cambiario de Estabilización (ESF, por sus siglas en inglés), usado a veces por su departamento.

«Si se necesita una reactivación, tenemos una capacidad de más de u$s800.000 millones, así que considero que es una bazuca bastante buena», indicó. Los u$s800.000 millones se alcanzarían combinando al ESF con el capital restante en programas de la Fed.

Paralelamente, el banquero negó que la decisión tenga como objetivo añadir complicaciones al futuro gobierno del presidente electo, el demócrata Joe Biden, que asumirá el cargo el 20 de enero.

Asimismo, agregó que tanto él como el jefe de gabinete de la Casa Blanca, Mark Meadows, hablarán con líderes republicanos en el Congreso más tarde el viernes y redoblarán sus esfuerzos para aprobar más medidas de estímulo. «Queremos que el Congreso se reapropie de este dinero», afirmó.

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: