Dólar hoy: a cuánto cerró este martes 2 de febrero

Según analistas, fue la primera jornada del año en la cual no se vislumbraron indicios de intervención de organismos oficiales mediante venta de bonos para bajar al mep.

Federico Broggi, jefe de Research de Invertir en Bolsa (IEB), comentó a Ámbito que febrero es un mes en el cual tanto el tipo de cambio oficial como los paralelos se van a ver presionados por diferentes factores.

De todos modos, aclaró que «afortunadamente el Gobierno fue recuperando herramientas los últimos meses para amortiguar estás presiones como reservas y disminución de sus tenencias vendidas en dólar futuro y, aún cuenta con la posibilidad de subir tasas».

Al ritmo de la paulatina caída de la demanda de dinero, los dólares financieros cerraron el mes pasado con alzas de hasta casi 7,5%, lo que representó la mayor suba mensual desde septiembre pasado, y el doble de la registrada por el tipo de cambio oficial a lo largo del primer mes del año, período en el que el Banco Central volvió a sumar divisas a sus reservas. En ese marco, las brechas se ampliaron hasta seis puntos porcentuales.

Más allá de las habituales intervenciones de organismos oficiales, la CNV y la AFIP pusieron bajo la lupa la operatoria de estos tipos de cambio a lo largo del mes pasado, a través de inspecciones, controles y nuevas regulaciones. En busca de dotar de mayor volumen al mercado y así reducir la volatilidad de las cotizaciones, la CNV viene flexibilizando mes a mes el denominado «parking», que es el plazo en el cual los inversores deben quedarse con sus activos en pesos antes de liquidarlo en dólares.

Adicionalmente, el organismo que dirige Mercedes Marcó del Pont encontró operaciones con bonos y acciones poco justificadas por un monto aproximado de u$s402 millones en los últimos dos meses.

Dólar oficial

El dólar oficial minorista aumentó siete centavos a $93,06 en la city porteña, por lo que el «solidario», que incluye el Impuesto PAÍS del 30% y el adelanto a cuenta de Ganancias del 35%, ascendió 12 centavos hasta los $153,55.

Mientras tanto, en el segmento mayorista la divisa cerró a $87,70 por unidad, diez centavos arriba del cierre previo. De esta manera, entre lunes y martes la cotización evolucionó en una menor proporción respecto de los primeros dos días de la semana pasada, lo cual marca que el BCRA está validando una devaluación a menor ritmo, más cercano al 3% que al 4% mensual.

Según fuentes del mercado, se percibió una merma en el volumen negociado y la oferta por parte de sectores exportadores volvió a prevalecer en el desarrollo de las operaciones. En ese contexto, la entidad conducida por Miguel Pesce registró una compra neta de u$s30 millones, que se suman a los u$s60 millones adquirido durante la rueda anterior.

Sin embargo, cabe remarcar que la propia autoridad monetaria ya advirtió que febrero probablemente arroje más días con ventas de divisas que con compras. Esto es porque ya se redujo la demanda estacional de pesos observada en diciembre y los primeros días de enero, y porque el segundo mes del año además registra una menor liquidación de dólares por parte del agro debido a que termina la cosecha de trigo y aún no comienza la de soja.

«La duda es si el mes de Febrero, que suele ser difícil en el mercado de cambios, llegará con mayores restricciones al dólar o se tendrá algún ajuste en la tasas de interés. Hoy por hoy parecería ser que lo primero está más en el ADN del BCRA que lo segundo», dijo Roberto Geretto, economista de Banco CMF.

Un dato positivo es que en enero la liquidación de divisas trepó más de 32% interanual al superar los u$s2.100 millones, la segunda cifra más alta en los últimos 18 años, tras destrabarse los conflictos gremiales que tuvieron su auge a fin del 2020, indicó este lunes la Cámara de la Industria Aceitera y el Centro de Exportadores de Cereales (CIARA-CEC).

Por otra parte, hay que remarcar que el Tesoro que se sumará como demandante de dólares para cumplir con el pago de intereses al FMI por u$s305 millones y a otros organismos internacionales por u$s170 millones durante febrero.

Las Reservas cerraron u$s39.454 millones, u$s6 millones menos, frente a los u$s39.460 millones del cierre del lunes.

Durante enero, el BCRA había acumulado compras netas por unos u$s160 millones. Así, en los dos últimos meses, la autoridad monetaria registró un saldo positivo de unos u$s760 millones (en diciembre había sumado a sus reservas unos u$s607 millones).

Futuros

En los mercados de futuros el dólar registró nuevas caídas de su cotización, lo cual refleja expectativas de menores ajustes en los próximos meses.

Para fines de febrero, la divisa retrocedió un 0,1% hasta los $90,30, mientras que las cotizaciones para finales de marzo y finales de abril, descendieron 0,3%, a $94,15 y $97,92, respectivamente.

Tasas

El BCRA colocó el martes $273.427 millones de pesos en una subasta de Letras de Liquidez (Leliqs) a 28 días de plazo y a una tasa estable del 38%. Según operadores, en la jornada se registraban vencimientos por $257.274 millones, por lo cual a través de la licitación se absorbieron unos $16.153 millones.

Dólar blue

El dólar blue se mantuvo estable este martes por tercera rueda consecutiva, de acuerdo a relevamientos de Ámbito en cuevas de la city porteña. De esta manera, siguió operando por debajo del solidario, algo que no sucedía desde abril del año pasado.

El paralelo finalizó a $153, lo que representa su menor valor desde el 22 de diciembre pasado (cuando alcanzó los $152).

Tras caer durante enero $13, el billete informal redujo la brecha con el dólar mayorista al 74,4%, mínimo desde el 15 de septiembre de 2020, previo a la escalada que sufrieron las cotizaciones a fines de ese mes y durante casi todo octubre producto de mayores restricciones que provocaron un alza en las expectativas de devaluación. En ese marco, la brecha había alcanzado un pico de 150%.

«Hay un alto grado de iliquidez en el mercado paralelo, las operaciones se derrumbaron porque no hay plata. Además, muchos están vendiendo dólares para pagar los sueldos», comentó a Ámbito un el analista financiero Salvador Di Stefano.

Por su parte, Joaquín Marque, director de UG Valores, explica que “el alto costo de vida, la baja en las rentabilidades de las empresas y los impuestos, seguidos por una posible suba de tasa de interés, así como también la continua intervención estatal en los dólares financieros permitirán contener en el corto de plazo la suba del dólar blue”.

De todos modos, Di Stefano cree que en cuanto el Gobierno «inyecte más dinero, y la actividad se empiece a mover, el blue va a ir para arriba y superará nuevamente al solidario».

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: