Dólar hoy: a cuánto cerró este lunes 9 de noviembre

Fuentes del BCRA indicaron a Ámbito que la entidad compró u$s113 millones, lo cual representó la mayor adquisición diaria desde mayo.De esta manera, en los primeros cinco días hábiles de noviembre lleva comprados u$s179,1 millones. Comparando igual período, el Central había vendido u$s386,3 millones en octubre; u$s492,9 millones en septiembre; u$s477,2 millones en agosto y u$s258,3 millones en julio.

«Están funcionando los filtros para prevenir que no se importe en forma anticipada ni se cancelen deudas antes de tiempo», indicaron fuentes de la autoridad monetaria.

El analista Gustavo Quintana planteó que «la debilidad de la demanda y la mejor disponibilidad de la oferta permitieron otra rueda positiva para la actividad oficial«.

Con el triunfo de Joe Biden en las elecciones estadounidenses, a pesar de lo que pueda llegar a pasar en la definición judicial impulsada por Donald Trump, los mercados emergentes renovaron el optimismo ante mayores expectativas de expansión fiscal y monetaria.

Además, un dólar más débil está llevando a las principales monedas de países emergentes a apreciarse respecto al dólar. Hoy, la Lira Turca se aprecia un 6.2% pero por drivers propios del país – ayer renunció el Ministro de Finanzas-.Aunque el resto de las monedas emergentes comenzaban el día apreciándose entre el 0.4% y 1%.

Si tomamos en cuenta también la semana pasada, el Real Brasileño fue la moneda que más se apreció, en un 6.8%, mientras que atrás lo seguían la Lira Turca y el Peso Mexicano apreciándose un 4.8%. El Zloty Polaco, el Rublo Ruso, el Rand Sudafricano anotaban subas entre el 3% y 4.5%. Mientras que las de peor performance mostraban subas entre el 0.5% y 2%.

«Si bien el peso argentino –oficial– sigue depreciándose día a día, un mejor contexto para emergentes implicaría menor presión al dólar para la moneda, por ende, menores intervenciones del BCRA y mayor tranquilidad cambiaria«, destacaron desde la consultora PPI.»Aunque el marco local sigue presentando fuertes desequilibrios tanto en lo monetario como en lo fiscal, donde las negociaciones con el FMI jugarán un rol clave a la hora de imponer condiciones para un nuevo préstamo o negociación de la deuda actual», añadieron.

A pesar de las compras del Central, las reservas brutas internacionales cayeron unos u$s206 millones hasta los u$s39.318 millones. Esta baja fue explicada, en su mayor parte, por la fuerte depreciación del oro en el mercado internacional, de casi 5% frente al dólar, en un marco de liquidación de activos «refugio» tras la efectividad que reportó la vacuna Pfizer en los pacientes y la victoria electoral de Joe Biden en Estados Unidos.

Dólar bursátil

Por su parte, el dólar Contado con Liquidación (CCL) avanzó 37 centavos (0,3%) a $147,36, con lo que el spread frente al oficial se ubicó en el 85,7%. En simultáneo, el dólar MEP o Bolsa subió 40 centavos (0,3%) a $141,98, y dejó la brecha frente a la cotización mayorista en el 78,9%.

Cabe recordar que la semana pasada, terminaron con una caída de $1 y de un $1,60, respectivamente.

La atención del mercado se centró en una licitación de bonos por u$s750 millones que realizó el Tesoro con el propósito de quitar presión a la plaza cambiaria, para atenuar la brecha cambiaria y destinada a la salida de fondos de inversión posicionados en la moneda nacional.

«Otra cosa que mirarán los inversores con mucha atención es la operación de canje. Esto significa que por primera vez el Gobierno cambiará deuda emitida en pesos por deuda en dólares. Algunos fondos muy importantes venían pidiendo esto hace tiempo y desde el Gobierno se habían comprometido a hacer algo al respecto aunque llevó más tiempo de lo esperado», estimó Javier Rava, analista de Rava Bursátil.

Sostuvo que «no hay que perder de vista el CCL ya que si los fondos desean abandonar Argentina podrían presionar al alza el tipo de cambio».

Dólar blue

El dólar blue se hundió otros $6 y cerró a $151, su menor valor en más de un mes, de acuerdo a un relevamiento de Ámbito en cuevas de la city porteña. De esta manera, la brecha cambiaria frente al oficial se redujo al 90,3%.

Recordemos que a fines del mes pasado, el spread entre la cotización informal y el dólar mayorista llegó a rozar el 150%.

El billete paralelo acumula un retroceso de $44 desde el récord de $195 anotado el 23 de octubre pasado.

La racha negativa se explica por varios factores: la intervención oficial en los mercados de los dólares financieros, las alternativas de inversión que esta ofreciendo el Gobierno mediante la licitación de títulos en pesos atados a la evolución del tipo de cambio oficial (conocidos como bonos dólar linked) y señales fiscales y monetarias, tales como el ajuste en los Adelantos Transitorios desde el Banco Central al Tesoro, por lo menos hasta diciembre, o el crecimiento real de la recaudación en los últimos dos meses.

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: