Dinosaurios en Venus

En el capítulo titulado Cielo e infierno de la serie Cosmos, Carl Sagan nos contaba una anécdota científica divertida y un tanto embarazosa. Las primeras observaciones del planeta Venus a través de los telescopios primitivos no permitían distinguir ningún rasgo sobre su superficie. La geografía de Venus estaba oculta por una densa atmósfera opacada por nubes, cuya composición era desconocida. A partir de aquí, se desbocó la imaginación: No podemos ver la superficie de Venus, porque está tapada por nubes. Bueno, ¿y de qué están hechas las nubes? De agua, por supuesto. Por lo tanto…

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: