Dinamita en el jardín de la filología

“Supongo que morir será dejar de escribir”, decía Joan Fuster, quien, en efecto, dejó de escribir de un ataque al corazón el 21 de junio de 1992 a los 70 años. Desde entonces ha pasado un cuarto de siglo y ayer, 9 de octubre, día de la patria valenciana, en que se conmemora la conquista de Valencia por Jaime I, en 1238, al mando de tropas catalanas y aragonesas, me acordé de Joan Fuster, quien un día con su libro Nosaltres, els valencians, se impuso el trabajo de decirles a las gentes de este pueblo qué eran realmente, según la historia sacada de los archivos más fiables.

Seguir leyendo

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: