Debate Trump vs Biden: lo que el caótico enfrentamiento entre los candidatos a la presidencia muestra sobre el deterioro político de EE.UU.

  • Gerardo Lissardy
  • BBC News Mundo, Nueva York

Pie de foto,

En el debate estuvo muy presente la clásica retórica de «nosotros» contra «ellos» muy usada por Trump.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, evitó condenar a los supremacistas blancos, habló de un intento de golpe en su contra y sugirió sin pruebas que puede haber fraude electoral.

El candidato presidencial demócrata, Joe Biden, mandó callar a Trump y lo calificó de racista, payaso y mentiroso.

En suma, el primer debate entre ambos rivales para las elecciones del 3 de noviembre en Estados Unidos se volvió un cruce caótico de ataques personales e interrupciones constantes.

Pero si de algo sirvió el duelo de 90 minutos, fue para reflejar el grado de deterioro político del país, con un recelo y desprecio entre rivales electorales inimaginable algún tiempo atrás.

«¿Quieres callarte, hombre?»

De hecho, el debate entre Trump y Biden en la Universidad Case Western Reserve de Cleveland fue la fotografía de un país polarizado políticamente y sacudido por varias crisis simultáneas.

Pie de foto,

Este fue el primero de tres debates presidenciales que habrá antes de las elecciones del 3 de noviembre.

La pandemia de coronavirus que suma más de 205.000 muertes en EE.UU., el colapso de la economía o las protestas contra el racismo y la brutalidad policial fueron algunos de los temas de discusión.

También confrontaron sobre el llenado de una vacante en la Corte Suprema de Justicia que puede alterar el equilibrio del máximo tribunal y acerca de la integridad de las elecciones.

Ante semejantes retos, los candidatos tenían la oportunidad de mostrarse como líderes capaces de unir al país en tiempos difíciles.

Sin embargo, Trump dejó claro de entrada que apelaría a su clásica retórica de «nosotros» contra «ellos» que ha usado con frecuencia desde la presidencia.

«Nosotros ganamos la elección», dijo al justificar su polémica decisión de cubrir la vacante en la Corte Suprema sin esperar al próximo veredicto de las urnas.

«Nosotros tenemos el Senado, tenemos la Casa Blanca y tenemos una nominada fenomenal».

Pie de foto,

Un recuento de CBS News dice que Trump interrumpió a Biden 73 veces.

«Ellos vinieron detrás de mí tratando de dar un golpe, me persiguieron espiando mi campaña (de 2016), empezaron el día en que gané e incluso antes», dijo en otro momento.

Las interrupciones constantes de Trump a Biden y sus entredichos con el moderador, el periodista Chris Wallace, evidenciaron a un presidente difícil de contenerse dentro de las reglas de juego.

Biden, que desde hace meses aparece delante de Trump en las encuestas, había dicho este mes que buscaría evitar «entrar en una pelea» durante los debates.

Sin embargo, pasó rápidamente de la sonrisa al enfado: «¿Quieres callarte, hombre?», le reclamó a Trump en una de sus interrupciones.

Y aunque también le pidió al presidente que salga de su «búnker» para buscar unir a demócratas y republicanos en soluciones para la pandemia, lanzó varias descalificaciones más contra Trump.

«Es difícil hablar con este payaso, perdón, esta persona», dijo Biden en un momento. «Él es racista», disparó un poco después.

Pie de foto,

Biden fue vicepresidente de Estados Unidos de 2009 a 2017, en el gobierno de Barack Obama.

«Meses»

Que acusaciones tan graves como esas hayan pasado como normales en un debate presidencial en EE.UU. también es algo sintomático de los tiempos que vive este país.

Cuando tuvo la oportunidad de hacerlo porque se lo planteó el moderador, Trump evitó condenar expresamente a los supremacistas blancos y extremistas de derecha.

Y en su respuesta pasó a criticar a grupos de izquierda y antifascistas a los que acusa de provocar violencia en las protestas.

En tiempos de tanta polarización y con milicias armadas que ganan presencia en EE.UU., muchos temen que una disputa por el resultado electoral derive en una crisis política sin precedentes en la historia moderna del país.

Sin embargo, Trump volvió a plantear sospechas sobre la limpieza de las elecciones, pese a la falta de evidencia sobre un fraude en marcha, y dijo que los resultados pueden tardar «meses» en conocerse.

En otra pregunta insólita para un debate presidencial de EE.UU., Wallace le preguntó a Trump si instaría a sus seguidores a mantener la calma en ese período sin participar en disturbios civiles.

Pie de foto,

Biden pidió que se contaran todas las papeletas y prometió respetar los resultados de las elecciones.

Pero el mandatario sugirió que sus simpatizantes «vayan a las urnas y miren con mucha atención».

Y evitó decir qué hará él mismo si considera que la elección fue amañada.

Biden aseguró que aceptaría una eventual derrota cuando todos los votos sean contabilizados y sostuvo que si Trump pierde «va a irse».

«No puede permanecer en el poder», aseguró, eso no ocurrirá», afirmó. «Así que voten».

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Saltar contenido de YouTube, 1

Título del video, Advertencia: El contenido de sitios externos y terceras partes puede contener publicidad

Fin del contenido de YouTube, 1

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: