Crónicas de una Málaga abandonada a su suerte

Al periodista, escritor e historiador Arthur Koestler cualquier definición le viene corta. Genio, canalla, farsante, embaucador o lunático son algunos de los adjetivos que cuadran en su biografía. Para la también periodista Gerda Grepp, era un personaje de novela, alguien “culto, carismático y seductor”. Y que tenía, además, algo que ella buscaba: salvoconductos para viajar al frente de Málaga en el invierno de 1937. Ella quería entonces comprobar cómo era la revolución en aquella ciudad roja que resistía al franquismo en plena Guerra Civil española. Él escribía crónicas, pero también espiaba para el comunismo. Y ambos viajaron a una ciudad donde, quizá, vivieron un amor fugaz con aires a Casablanca en los días previos a que fuese tomada por los nazis. Sus crónicas han servido para dar forma al cortometraje documental Paraíso en llamas, nominado a los Goya y que cuenta con la participación de Pedro Casablanc y Ana del Arco, además de la dirección y producción de José Antonio Hergueta.

Seguir leyendo

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: