Coronavirus en la Argentina: vecinos de Wilde impidieron que inspectores clausuraran negocios

Los inspectores municipales clausuraron el viernes 19 de junio comercios en Avellaneda por no respestar el «aislamiento social, preventivo y obligatorio», pero todo cambió al día siguiente.

Las autoridades locales regresaron al centro de la localidad de Wilde, en el partido gobernado por Jorge Ferraresi, para continuar con el control de la cuarentena obligatoria.

Pero ese sábado 20 de junio se toparon con una recepción diferente. Si bien consiguieron cerrar el primer local, los vecinos de la cuadra les impidieron que hicieran lo mismo con el resto de los locales.

Todo quedó registrado por la cámara del celular de una vecina de Wilde que, mientras filmaba la situación, exigía: «¡Que se vayan, que se vayan!».

Finalmente, los inspectores se retiraron de la zona aunque la Municipalidad defendió la tarea en el centro de Wilde para hacer respetar el aislamiento, que llegará a los 100 días el fin de semana.

Los 1519 casos de coronavirus en Avellaneda representan el 6% de los 23.163 registrados en toda la provincia de Buenos Aires. En ese partido murieron 22 personas y otras 205 se recuperaron.

Ferraresi fijó su posición: «Necesitamos volver a la fase 1. A la velocidad de contagio que llevamos, nuestras camas disponibles podrían terminarse en 9 días. Sabemos que es un momento muy difícil pero es necesario priorizar la salud».

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: