Coronavirus en EEUU | Nueva ola de contagios: se dispararon 30% y algunos estados aplican restricciones

Estados Unidos registró este miércoles más de 37 mil nuevos casos de COVID-19, lo que supone el máximo de contagios diarios desde que empezó la pandemia, según el recuento de la Universidad Johns Hopkins. Texas, Florida y California lideraron los nuevos picos, reportando más de 5000 cada uno, según los datos de los departamentos estatales de salud.

Mientras los contagios en la mitad del país están en alza, Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut anunciaron que los visitantes que lleguen de nueve estados deberán cumplir una cuarentena obligatoria de 14 días si visitan sus territorios, para evitar la propagación. Donald Trump defendió que la alta tasa de casos se debe a un incremento de los test realizados, pero mientras las pruebas aumentaron un 7,6% en la última semana, según datos del Covid Tracking Project, los nuevos contagios se dispararon un 30%.

“Los tres Estados -Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut- llevamos a nuestra gente al infierno y la trajimos de regreso. Lo último que tenemos que hacer ahora es someterla a otra ronda”, sostuvo el gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy. En una rueda de prensa conjunta, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, detalló que los estados que se deben someter a la cuarentena son Alabama, Arkansas, Arizona, Florida, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Texas, Washington y Utah, que presentaron nuevos picos de contagios en los últimos días.

Miles de negocios siguen cerrados en Nueva York debido a la pandemia. (Foto: EFE/EPA/JUSTIN LANE)
Miles de negocios siguen cerrados en Nueva York debido a la pandemia. (Foto: EFE/EPA/JUSTIN LANE)

Los visitantes que no cumplan con el encierro deberán pagar una multa de 1000 dólares y, en caso de una falta reiterada, 5000. También agregarán a los estados donde el 10% de la población total dé positivo, o donde haya 10 infecciones por cada 100 mil habitantes. En medio de este sombrío panorama, el presidente estadounidense, Donald Trump, explicó que le pidió a su “gente” reducir el número de test porque al extenderse, también se produce un aumento en el número de casos, que superan los 2,3 millones, y eso da una mala imagen del país. La Casa Blanca dijo que estaba bromeando, pero el mandatario reiteró el martes el mensaje y dijo que hablaba en serio.

El epidemiólogo Anthony Fauci, al frente de la lucha contra el coronavirus en Estados Unidos, afirmó ante el Congreso que nadie de la Administración le había dado la orden a él o a un miembro de su equipo para disminuir el número de pruebas. “Es lo opuesto. Vamos a hacer más test, no menos”, apuntó el doctor, contrario a los deseos del republicano. De los 26 estados que registran un aumento de los contagios, según las cifras de la Universidad Johns Hopkins, los más afectados son los del sur y el oeste del país. California, Florida y Oklahoma, informaron que este miércoles alcanzaron sus niveles récord de nuevos casos en un solo día, mientras que las hospitalizaciones llegaron a un nuevo récord en Arizona. Nueva York, que en algún momento fue el epicentro del brote, ahora respira con mayor tranquilidad al tener una de las tasas de transmisión más bajas del país. El número de positivos ronda el 1%.

“Las próximas dos semanas serán críticas en nuestra capacidad para abordar esas oleadas que estamos viendo en Florida, Texas, Arizona”, adelantó el martes Fauci en su comparecencia en la Cámara de Representantes tras conocerse que en las últimas dos semanas se registraron casi 34.720 nuevos casos en los Estados Unidos, un “inquietante aumento de las infecciones” de un 32% más que en los 14 días anteriores. Robert Redfield, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, aseguró que el incremento de casos se debe a múltiples factores, incluido “un aumento de pruebas y la evidencia de transmisión comunitaria”. Las muertes, en cambio, van a la baja, pero superan las 121.000.

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: