Coronavirus | El principal investigador del laboratorio Moderna advierte: «Es difícil que la vacuna llegue este año»

A pesar del optimismo que embargó a la comunidad científica y a todos los países del mundo por los rápidos avances para llegar a la vacuna contra el COVID-19, Carlos del Río, el investigador principal del laboratorio Moderna, el mismo que lidera los estudios, mostró cautela en una entrevista exclusiva con TN Internacional: «No creo que pueda estar lista para fin de año, todavía tenemos toda una fase por delante».

Sucede que, tal como explicó del Río, hasta el momento se sabe que la vacuna es segura y produce anticuerpos, «pero todavía no se confirmó que proteja a los humanos de la infección». En el laboratorio Moderna ya realizaron pruebas con monos que dieron resultados positivos, pero ahora lo harán con 30 mil voluntarios. «Todos los balances que hicimos hasta el momento son positivos, pero hay que esperar», explica el médico investigador.

Los avances obtenidos hasta el momento permitieron que el proceso de análisis avance a lo que ellos llaman la «fase 3». Es aquí donde se realizarán los últimos estudios de eficacia y aplicabilidad en los humanos. «Hasta completar esta fase pueden pasar entre 6 y 8 meses, por lo que es difícil terminarla este año», detalló del Río, y agregó: «Eso nos lleva a pensar que llegaremos hasta el 2021».

De todas formas, adelantó que el gobierno estadounidense comenzó a producir millones de dosis para que, en caso de tener resultados positivos, «la vacuna ya esté prácticamente lista cuando termine la fase 3». Si los estudios no tienen el final esperado, esas dosis serán directamente descartadas.

En medio del optimismo por los avances, el doctor del Río no evitó criticar la gestión del presidente Donald Trump: «La situación en Estados Unidos no está bien, no tenemos control de la pandemia y eso es producto de la falta de liderazgo y de un plan nacional que obligue a las personas a llevar tapaboca y mantener la distancia social».

Uno de las mayores críticas que se le realizó al presidente Trump es haberle quitado relevancia tanto a sus principales asesores como al Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés). Al respecto, del Río considera que «politizar lo técnico fue error muy grave y preocupante».

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: