Conservadores gallegos y nacionalistas vascos ganarían las elecciones regionales

El presidente del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, presenta el programa electoral del Partido Popular (PP) para las elecciones gallegas, en Santiago de Compostela. EFE/Lavandeira jr

El presidente del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, presenta el programa electoral del Partido Popular (PP) para las elecciones gallegas, en Santiago de Compostela. EFE/Lavandeira jr

Madrid, 25 jun (EFE).- Los conservadores del Partido Popular (PP) y los nacionalistas del PNV seguirán gobernando, previsiblemente, en las regiones autónomas españolas de Galicia (noroeste) y País Vasco (norte), respectivamente, después de las elecciones del 12 de julio próximo, convocadas inicialmente para el 5 de abril, pero aplazadas debido a la epidemia de la COVID-19.
Los resultados electorales históricos y las últimas encuestas los avalan como las dos fuerzas políticas predominantes -y gobernantes la mayoría de las veces- en ambos territorios desde hace cuarenta años, cuando España recuperó la democracia.
A la espera de comprobar la influencia electoral de la gestión política de la epidemia, el PP obtendría de nuevo la mayoría absoluta en Galicia, una región de 2,7 millones de habitantes y fuerte emigración, pues uno de cada seis votantes reside en el extranjero.
El PNV ganaría más diputados regionales en el País Vasco (2,2 millones), aunque volvería a necesitar de otros apoyos parlamentarios para mantenerse en el poder.
GALICIA: NÚÑEZ FEIJÓO BUSCA OTRA MAYORÍA ABSOLUTA
Indiscutible en su partido, el líder conservador gallego, Alberto Núñez Feijóo, es presidente regional desde 2009 y aspira a la cuarta reelección consecutiva, aunque su nombre ha sonado con fuerza los últimos años para saltar a la política nacional y llegar, incluso, a encabezar el PP en toda España.
Hace unos días subrayó que «únicamente está a disposición de Galicia», algo que para él es «muy importante que se sepa de modo público y notorio», lo que disiparía las conjeturas sobre sus aspiraciones.
Los conservadores españoles, dirigidos ahora por Pablo Casado, son las principal fuerza opositora al Gobierno central, que preside el socialista Pedro Sánchez.
Con fama de moderado en su partido y políticas de corte regionalista, Núñez Feijóo necesita asegurarse la mayoría absoluta por cuarta vez para evitar cualquier acuerdo de gobierno entre varios partidos de izquierda y nacionalistas gallegos, si éstos sumasen más asientos que el PP en el Parlamento gallego.
En otro caso, el PP podría obtener el apoyo de Ciudadanos (liberales) y Vox (extrema derecha), pero no es seguro que estos partidos consigan representación parlamentaria.
El PP obtendría el 12 de julio un triunfo de entre 40 y 42 escaños, según la encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (un organismo oficial estatal) publicada este miércoles. Actualmente tiene 41 diputados, mientras que la mayoría absoluta está en 38.
Sin embargo, el candidato conservador trata de mantener en alerta a sus seguidores para que no se confíen y ganar los comicios de manera holgada.
LOS NACIONALISTAS VASCOS NECESITARÍAN A LOS SOCIALISTAS
El presidente del País Vasco, el nacionalista Íñigo Urkullu, gobierna desde 2012 y volvería a ganar los comicios regionales del 12 de julio.
Su partido, el PNV, obtendría mejores resultado que en 2016, pero dependería otra vez de los socialista para gobernar, como ocurre en estos momentos.
Los nacionalistas vascos obtendrían entre 31 y 34 escaños (ahora disponen de 28) y los socialistas lograrían de 11 a 13 asientos, frente a los 9 actuales, según otra encuesta del CIS también publicada ayer.
No obstante, EH Bildu (extrema izquierda independentista), que sacaría entre 16 y 18 parlamentarios, se consolidaría como segundo partido parlamentario vasco. E

MAS NOTICIAS

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: