Confirmaron la victoria de Joe Biden en Arizona y se consolida su ventaja en las elecciones de EEUU

En la imagen, Joe Biden, el presidente electo de EE.UU. EFE/EPA/JIM LO SCALZO

En la imagen, Joe Biden, el presidente electo de EE.UU. EFE/EPA/JIM LO SCALZO

El presidente electo de EEUU, Joe Biden, ganó las elecciones presidenciales de la semana pasada en Arizona, según confirmaron este jueves la cadenas las cadenas NBC, CNN y CBS o el diario The New York Times.

Medios como la cadena Fox News, la emisora NPR o la agencia AP, proyectaron Arizona para Biden la misma noche electoral cuando el demócrata aventajaba por 200.000 votos al actual mandatario Donald Trump.

Sin embargo, los otros medios consideraron prematura esa decisión y lo cierto es que ese margen se ha ido reduciendo día tras día a medida que avanzaba el conteo hasta los actuales 11.434 votos con el escrutinio prácticamente completado.

El hecho de que fuera precisamente Fox News, el medio favorito de Trump, el primero en proyectar la victoria demócrata en Arizona, enfureció al mandatario que se ha mostrado convencido de sus posibilidades de darle la vuelta al resultado.

Biden suma ahora 1.668.664 votos (49,4 %) por los 1.657.250 de Trump (49,06 %).

Seguidores del presidente Trump sostienen pancartas y banderas durante una protesta el 6 de noviembre de 2020, en Phoenix, Arizona. EFE/Álex Segura
Seguidores del presidente Trump sostienen pancartas y banderas durante una protesta el 6 de noviembre de 2020, en Phoenix, Arizona. EFE/Álex Segura

Es la primera vez que un candidato presidencial demócrata gana en el estado de Arizona desde que lo hiciera el expresidente Bill Clinton en 1996.

Con la confirmación de Arizona para Biden, el demócrata suma 290 delegados en el Colegio Electoral, superando los 270 que le convirtieron en presidente electo, mientras que Trump tiene 217.

Aún falta por declararse un ganador en dos estados, Carolina del Norte, con Trump a la cabeza, y Georgia, con Biden como favorito.

Aunque Biden fue declarado ganador de las elecciones el sábado al superar los 270 delegados, Trump aún no ha reconocido su derrota y ha denunciado sin pruebas un fraude electoral en su contra.

El presidente saliente tiene bloqueado el proceso de transición hacia el nuevo Gobierno y ha presentado demandas en tribunales de diversos estados para invalidar votos y darle la vuelta a los resultados por la vía judicial.

Durante una audiencia de una de las numerosas demandas electorales presentadas por el presidente Donald Trump, el juez de una corte de Pensilvania le preguntó esta semana a un abogado de su campaña si había encontrado algún indicio de fraude entre las 592 boletas impugnadas.

En la imagen, el presidente de EE.UU., Donald Trump. EFE/Erik S. Lesser/Archivo
En la imagen, el presidente de EE.UU., Donald Trump. EFE/Erik S. Lesser/Archivo

La respuesta fue no. “Acusar a las personas de fraude es un paso muy grande”, dijo el abogado, Jonathan Goldstein. “Sólo intentamos terminar con las elecciones”.

Trump no ha sido tan cauteloso, y ha insistido sin evidencia alguna que le “robaron” los comicios, incluso cuando funcionarios electorales de ambos partidos en todo el país aseguran que no ha habido conspiración.

El miércoles, Trump centró sus ataques en Filadelfia, el bastión demócrata que impulsó al candidato demócrata Joe Biden a rebasar el umbral de los 270 votos electorales necesarios para ganar la contienda. El presidente acusó al funcionario electoral local, el republicano Al Schmidt, de ignorar “una montaña de corrupción y deshonestidad”. Twitter añadió una etiqueta a la publicación que decía que tal acusación de fraude electoral era un asunto contencioso.

Partidarios de Trump han interpuesto al menos 15 impugnaciones tan sólo en Pensilvania, en un intento por quedarse con los 20 votos electorales que otorga el estado. También se han presentado recursos legales en Georgia, Arizona, Nevada y Michigan.

Hasta ahora la campaña sólo ha conseguido una pequeña victoria, permitiendo a sus observadores estar un poco más cerca de los trabajadores electorales que procesan los votos por correo en Filadelfia. Pero el litigio continúa, generalmente centrado en acusaciones de observadores electorales partidarios, que no tienen ningún papel de auditoría en la elección, de que puede haber sucedido algo malo, sin pruebas que lo respalden.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Quiénes son los líderes republicanos que ya reconocen la victoria de Joe Biden

Quién es Doug Emhoff, el futuro “segundo caballero” de Estados Unidos

Bernie Sanders confirmó que aceptaría un puesto en el gabinete de Biden

Un senador republicano pidió que Joe Biden tenga acceso a los reportes diarios de seguridad nacional

MAS NOTICIAS

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: