¿Cómo sé si tengo catarro, gripe o covid?

Un sanitario realiza una prueba PCR.
Un sanitario realiza una prueba PCR.KHALED ELFIQI / EFE

Entre el catarro, la gripe y la covid, el catarro es la más leve. Sus síntomas más característicos son la aparición de congestión nasal y ese sentimiento de que uno está afiebrado pero no llega a tener fiebre o no suele ser una fiebre alta. Y sobre todo provoca tos con expectoración, esa tos que podríamos llamar húmeda. En resumen, sus síntomas son los que conocemos todos: congestión nasal, lagrimeo y a veces dolor de garganta son los más habituales. Podríamos decir de alguna manera que no hay catarro sin mocos. Esta enfermedad es leve, normalmente en dos o tres días se quita, sola, porque además no hay ningún tratamiento para curarla, solo para paliar sus síntomas. Muchos catarros están provocados por coronavirus, no por el que causa la covid-19, el SARS-Cov-2, sino por otros virus de esa misma familia que provocan el resfriado común y que ya eran conocidos antes de que apareciera este nuevo. Durante un tiempo, al principio de la epidemia, se pensó por esa razón que era posible que, sobre todo los niños que son los que más padecen catarros, tuvieran anticuerpos que funcionaran contra el SARS-Cov-2. Después se ha comprobado que no es así.

La gripe y la covid son tan parecidas que incluso para los médicos de familia va a ser muy difícil distinguir una de otra. La única forma segura es la utilización de alguna prueba de diagnóstico

En cuanto a la gripe y la covid-19, son más difíciles de distinguir porque la sintomatología es muy parecida. Las dos tienen o pueden tener tos seca, las dos tienen fiebre alta y malestar general. La única diferencia importante que hay entre las dos enfermedades es que en la covid-19 es muy frecuente la ausencia de olfato, la anosmia. Incluso muchos enfermos leves de covid-19 tienen como único síntoma esa pérdida del olfato. En la covid-19 también es mucho más frecuente la sensación de cansancio, eso lo refieren muchos pacientes, una fatiga extrema. Y en la gripe son más habituales los dolores musculares generalizados. Pero por lo demás, la sintomatología es muy parecida. Otra diferencia puede ser que la gripe es de comienzo más brusco, mientras que la covid suele aparecer más lentamente. En la covid-19 uno se contagia y un día está un poquito mal, al día siguiente un poco peor, al otro peor, y entonces es ya cuando aparece la fiebre alta y la sensación de cansancio importante. Y se suele acompañar de la pérdida de olfato. Y en la gripe es mucho más brusco, te levantas un día y te dices: “¡Qué mala estoy, me duele todo!”. Las dos pueden producir diarrea. Vómitos no suelen producir pero sí, también ambas, pueden causar náuseas.

Son tan parecidas que incluso para los médicos de familia va a ser muy difícil distinguir una de otra. La única forma segura es la utilización de alguna prueba de diagnóstico: una de antígenos rápidos o una PCR que detecten si lo que se tiene es covid-19.

En el caso de que alguien tenga síntomas y dude si es gripe o covid-19, lo primero que tiene que hacer es observar si va progresando a más. Si tiene malestar y luego empieza con tos fuerte, fiebre y sensación de cansancio lo que tiene que hacer es llamar por teléfono a su centro de salud y que le hagan una prueba diagnóstica para confirmar o descartar que es covid-19.

Y también es muy importante prevenirlo. No debemos olvidar las normas de higiene que seguíamos cuando empezó la pandemia. En la primera ola todos preguntábamos y procurábamos seguir las recomendaciones, que ahora parece que hemos olvidado, pero siguen siendo igual de importante. Si sales a la calle debes hacer una serie de cosas al regresar a casa: tienes que desinfectar, por ejemplo, las ruedas del carro de la compra; dejar los zapatos fuera; lavarte las manos (esto hay que hacerlo con mucha frecuencia) y lavar la ropa, sobre todo la de los niños que vienen del colegio. Y lo bueno de estas normas de higiene es que además de protegernos de la covid-19 también nos van a proteger de la gripe.

Y además, no olvidemos la conveniencia de vacunarnos de gripe, sobre todo si estamos en un grupo de riesgo: mayores de 60 años, diabéticos, hipertensos, enfermos con patología cardiovascular o enfermos de cáncer, además de los niños y las embarazadas durante el segundo trimestre de la gestación.

María Elisa Calle es profesora titular de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, experta en epidemiología y medicina preventiva.

Pregunta enviada vía email por P. Fernández

Nosotras respondemos es un consultorio científico semanal, patrocinado por la Fundación Dr. Antoni Esteve y el programa L’Oréal-Unesco ‘For Women in Science’, que contesta a las dudas de los lectores sobre ciencia y tecnología. Son científicas y tecnólogas, socias de AMIT (Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas), las que responden a esas dudas. Envía tus preguntas a nosotrasrespondemos@gmail.com o por Twitter #nosotrasrespondemos.

Coordinación y redacción: Victoria Toro

Puedes seguir a MATERIA en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a nuestra Newsletter

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: