Cómo funciona “Llamando al Doctor”, la startup de salud más innovadora del año

Con el objetivo de detectar a las mejores startups que propongan soluciones digitales innovadoras para el sector de la salud, se puso en marcha Startup Challenge, iniciativa creada por Novartis e impulsada por NXTP.

En la etapa de inscripción se recibieron más de cien aplicaciones provenientes de distintos puntos de América Latina, e incluso desde países como Canadá, Rusia y Estados Unidos. A partir del gran caudal de propuestas, Novartis y NXTP Corporate Partners seleccionaron las nueve que más se destacaron, ya sea por su capacidad de innovar en temáticas relacionadas con diagnóstico, control de la enfermedad y acceso a los tratamientos.

Las nueve startups finalistas fueron: Amanda (Argentina, para monitoreo y prevención a escala de pacientes crónicos), DART (Chile, diagnóstico automatizado de retinografías telemáticas), Gego (Estados Unidos, geolocalización en tiempo real para transporte de material médico), Gisens Biotech (Argentina, nanotecnología aplicada al diagnóstico), Llamando al Doctor (Argentina, atención médica calificada e inmediata por videollamada), MultiplAI (Argentina, detección temprana de cáncer vía secuenciación de ARN e Inteligencia Artificial), Rize (Canadá, solución tecnológica para ensayos clínicos), Unima (Chile, diagnóstico de bajo costo y con alto potencial de escalabilidad) y Virtual World (Argentina, diagnóstico de enfermedades oculares con el uso de realidad virtual).

Los finalistas participaron de una exposición virtual -vía Zoom- en el Innovation Network Event, moderado por Fernando Johann de NXTP. Allí se presentaron ante directivos de Novartis y la comunidad médica.

Los jurados fueron Diego Ruiz, director Transformación del Negocio en Novartis Latinoamérica y Canada; Paula Serrago, directora del Área de Innovación Digital en Novartis Argentina; Leandro Linarello, director de Investigación y Desarrollo en Novartis Cono Sur; Ignacio Dodero, CEO de NXTP Corporate Partners; Gustavo Martello, operating Partner en GV y VP Corporate Development en Globant; y Germán Serrano, Líder Mejora Contínua Factoría No Convencional en YPF.

En primer lugar quedó “Llamando al Doctor”. “La elegimos considerando que es una solución que viene a resolver una necesidad insatisfecha del paciente, tiene un impacto muy fuerte en el paciente y tiene gran viabilidad de implementación”, justificó Diego Ruiz.

El segundo lugar fue para “Unima”: “Porque está abocado y muestra una tecnología innovadora y disruptiva. Porque puede trabajar con múltiples enfermedades, lo que es un plus para los pacientes y para el sistema de salud. Y por último, porque ha demostrado tener un impacto en el covid-19, lo que implica haberse adaptado a un modelo completamente nuevo y que está impactando hoy en la sociedad”, fundamentó Paula Serrago.

En tanto, “DART” quedó en el tercer puesto. “Después de ver los números y una decisión bastante reñida”, dijo Leandro Linarello.

De esta forma, los tres proyectos seleccionados tienen a partir de ahora la posibilidad de avanzar con pruebas piloto, convertirse en partners de Novartis o realizar alianzas estratégicas con la compañía.

“Llamando al Doctor”: cómo funciona y qué proyección tiene

La startup ganadora surgió de la inventiva de la ginecóloga y obstetra Ingrid Briggiler (M.N. 142.073), fundadora y CEO de “Llamando al Doctor”: “Cuando era estudiante, me daba cuenta de que los profesores interrumpían la clase para hablar con pacientes. Me llamaba la atención porque era muy frecuente. Entonces vi que ahí había una necesidad por parte de los pacientes y por los médicos. De ahí surgió la idea, hace 13 años, en el poder formalizar y organizar este tipo de consultas”, le dijo Briggiler a Infobae.

Llamando al Doctor” funciona desde 2018 y, de alguna manera, “vio el futuro” teniendo en cuenta este contexto de “nueva normalidad”. “La telemedicina ya funcionaban en otras partes del mundo y me pareció que estaba bueno adaptarlo a la Argentina”, explicó Briggiler.

“Lo de la pandemia aceleró la adopción de la tecnología, no solamente en el área de la medicina, sino en general: todo lo que iba a ocurrir en los próximos años, ocurrió ahora en unos meses. Y esto hizo que muchas personas conocieran que existía la telemedicina. En los últimos meses recibimos 100 mil consultas: crecimos unas 35 veces respecto a lo que veníamos atendiendo”, caracterizó.

Asimismo, “Llamando al Doctor” tuvo que ampliar, necesariamente, su staff médico: de 30 profesionales que eran, pasaron a ser 100: “Los médicos están felices, porque en general tienen una modalidad que si no trabajan, no cobran. Entonces esto les generó un ingreso muy significativo de dinero durante la cuarentena. Por esto es que nuestro staff médico tiene una ventaja enorme con respecto a otros colegas que no trabajan con telemedicina”.

Llamando al Doctor” es un servicio que no es restrictivo, sino amplio: “Cualquier persona lo puede usar, sepa más o menos de tecnología. Intentamos recrear lo que ocurre en una consulta convencional, pero a través de la telemedicina, siempre cuidando y protegiendo todos los datos de los pacientes, su historia clínica. Eso es valioso”, aseguró Briggiler.

Haber ganado el Startup Challenge 2020 le da impulso a “Llamando al Doctor” para pasar a una nueva fase. Así lo afirmó Briggiler: “Hoy tenemos llegada a 3 millones y medio de pacientes potenciales, y lo que queremos es seguir creciendo en Argentina, conseguir nuevos clientes, aseguradoras, financiadoras de salud, prepagas, obras sociales. Y esperamos de la mano de Novartis, instalarnos en la región. Hace una semana lo lanzamos en Brasil, hace un mes lo lanzamos en Paraguay. También queremos seguir agregando tecnología, como el chip para monitorear los signos vitales, que lanzamos en conjunto con unos colegas emprendedores. También estamos incursionando en el envío de medicación a domicilio: estamos con un primer prototipo con envío de anticonceptivos desde el proyecto NuevoMetodo.com

Yo soy una defensora de la tecnología en general, para su uso en todos los ámbitos”, dijo Briggiler y puso el foco en la necesidad que tiene la medicina por actualizarse en ese sentido: “En la medicina, el uso de la tecnología está muy relegado. Hay normativas viejas que quizás hace que sea más difícil innovar. Hay muchas regulaciones, porque hay que tener en cuenta de que estás haciendo cambios que impactan en la salud de la gente. Entonces existe un miedo a no equivocarse, a no tomar riesgos en algo que ya de por sí es riesgoso. La medicina es un área muy clásica, en la universidad no nos enseñan nada de tecnología, no nos enseñan nada de negocios, tampoco. Y después de graduarse, los médicos no saben cuánto van a cobrar, qué van a hacer, de qué van a vivir. Es una carrera que es muy ‘por amor al arte’, que está bien que así sea, pero deberían formarnos un poco en innovación, en cómo mejorar los procesos, como se hace en cualquier otra industria”, cerró.

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: