Colombia pide a EEUU extradición de temido exjefe paramilitar

Colombia anunció este jueves que pidió a Estados Unidos la extradición de Salvatore Mancuso, de origen italiano y exjefe de los paramilitares que sembraron terror con sus matanzas y otras violaciones de derechos humanos, tras cumplir una pena por narcotráfico en una cárcel norteamericana.

El presidente Iván Duque aseguró en Twitter que Mancuso «tiene graves deudas pendientes con la justicia colombiana» y que su futuro debe ser una «cárcel».

«Por eso se ha pedido su extradición. Si piensa ser deportado a Italia, acudiremos a los principios de jurisdicción universal por crímenes de lesa humanidad. Sus crímenes no quedarán en la impunidad», señaló el mandatario.

De 56 años, Mancuso fue uno de los máximos líderes de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), una organización de ultraderecha considerada terrorista por Estados Unidos y que se desmovilizó en 2006 durante el gobierno del expresidente Álvaro Uribe (2002-10).

Mancuso y unos 30.000 miembros de esos escuadrones se sometieron a un sistema especial de justicia acordado en ese entonces que prevé un máximo de ocho años de cárcel, a cambio del desarme y la confesión de crímenes.

También conocido como «El Mono», el otrora jefe paramilitar estaba ofreciendo su versión a los jueces cuando el gobierno de Uribe lo extraditó en 2008 bajo la acusación de que siguió traficando con droga después de su desmovilización.

En Estados Unidos se declaró culpable de narcotráfico. Fue condenado a 15 años y ocho meses de prisión, aunque obtuvo una reducción de la pena por buena conducta.

La defensa de Mancuso pidió su deportación a Italia, alegando que ha estado ilegalmente en territorio estadounidense por más de 90 días luego de cumplir la condena. Entre Colombia e Italia no existe un acuerdo de extradición, por lo que las víctimas temen que decida quedarse allá y sus crímenes queden en la impunidad.

Desde que fue extraditado, organizaciones de víctimas y defensoras de los derechos humanos exigen su regreso al país para que esclarezca los múltiples y atroces delitos de los paramilitares, así como los vínculos de esos grupos con políticos y empresarios.

Este jueves el Alto Comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, explicó que si Mancuso es finalmente enviado a Italia entonces el gobierno acudirá al Tribunal Europeo de Derechos Humanos, para obtener su entrega a Colombia donde tiene órdenes de captura pendientes.

Pese a la desmovilización de los paramilitares, enemigos de la guerrilla de las FARC, el narcotráfico sigue alimentando el conflicto colombiano que en seis décadas deja más de nueve millones de víctimas, en su mayoría desplazados, además de muertos y desaparecidos.

lv/vel/rsr

MAS NOTICIAS

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: