Collante: «El gobierno tenía que sobrerreaccionar, pero sólo dio pequeñas señales»

Sobre el nuevo esquema de flotación administrada, Collante planteó que «podría darse una aceleración en el tipo de cambio nominal, como reemplazo de esas microdevaluaciones de menos del 3% mensual que venía llevando a cabo el Banco Central». Resaltó en este sentido que «habrá que ver cómo reacciona el mercado en búsqueda de cobertura cuando haya cambios fuertes«.

El economista mencionó también «la suba de tasas de pases, entiendo que lo que se busca es reducir el stock de pasivos remunerados esté más equilibrado entre Leliqs y pases, de hecho se determinó la obligación de que los bancos reduzcan en un 20% su stock de Leliq a partir de octubre, mientras que en simultáneo se anunció la emisión de títulos atados al dólar linked. La estrategia es que el desarme de Leliq de los bancos se redirija a financiamiento del Tesoro».

Resaltó en este sentido que «esa estrategia requiere de mucho cuidado porque las Leliq o los pases son instrumentos de regulación monetaria, absorben pesos, pero el cambio anunciado supondrá un mayor circulante, lo que podría presionar a la baja las tasas de interés. En este contexto de incertidumbre, las tasas deberían subir para evitar que se recaliente la brecha«.

Collante explicó sobre la posibilidad de que el Banco Central pueda hacer operaciones en el mercado abierto que «la autoridad podrá canjear los bonos canjeados en dólares por u$s6.000 millones contra pesos en el segmento bursátil, con lo que intentaría bajar las cotizaciones del MEP y el CCL. Con lo cual podría incrementar su deuda con acreedores externos y a una tasa alta».

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: