Cinco detenidos por el secuestro de un adolescente de 14 años en Villa Devoto

Cinco jóvenes de entre 18 y 27 años fueron detenidos acusados de conformar una banda que en julio pasado secuestró a un adolescente de 14 años en el barrio porteño de Villa Devoto, y cuyo rescate no llegó a pagarse porque la víctima logró escapar corriendo del auto en el que la llevaban cautiva, informaron hoy fuentes policiales.

Las detenciones fueron concretadas tras una investigación realizada por efectivos de la División Operativa Central del Departamento Antisecuestros de la Policía Federal Argentina (PFA), y encabezada por la Fiscalía Federal 9, a cargo del fiscal Guillermo Marijuan.

En total, los detectives de Antisecuestros realizaron tres allanamientos: uno en Capital Federal, en el barrio porteño de Villa Devoto, y los otros dos en el conurbano bonaerense, uno en la localidad de La Tablada, partido de La Matanza y el otro en el de San Miguel.

Durante los procedimientos se detuvo a cinco hombres «todos argentinos, de entre 18 y 27 años- y se secuestraron tres revólveres, una escopeta recortada, gran cantidad de municiones, unos 200 mil pesos en efectivo y teléfonos celulares.

Los cinco imputados quedaron detenidos imputados del delito de «secuestro extorsivo agravado», a disposición del fiscal Marijuan y del juez federal Sebastián Casanello.

El hecho que se les atribuye ocurrió el 11 de julio pasado cuando un adolescente de 14 años, hijo de un comerciante, fue secuestrado en el barrio porteño de Villa Devoto.

Su familia comenzó a recibir llamados extorsivos e hizo la denuncia, por lo que al tratarse de un secuestro extorsivo, de inmediato se le dio intervención al fiscal Marijuan y a la PFA.

Los detectives de Antisecuestros concurrieron a la casa de la víctima, donde brindaron asistencia psicológica, y en paralelo realizaron un despliegue territorial por la zona.

Una de las brigadas logró determinar que el adolescente había logrado escapar de su cautiverio y había llegado a la guardia del Hospital Tornú, del barrio porteño de Parque Chas.

«El auto en el que llevaban al secuestrado tuvo un desperfecto mecánico y cuando los secuestradores se bajaron a ver si podían repararlo, el chico aprovechó el descuido de los delincuentes para tirarse del auto y salir corriendo. Con las manos precintadas llegó a la guardia del hospital Tornu y allí pidió ayuda», contó a Télam una fuente policial.

Pese a que el adolescente ya no estaba más cautivo, su padre aún no lo sabía y ya había pactado la entrega de una suma de dinero en una localidad del conurbano bonaerense.

Los efectivos de la PFA lograron interceptar al comerciante antes de que entregara el dinero, por lo que el pago del rescate se frustró.

El fiscal Marijuan y los detectives de Antisecuestros continuaron con la investigación y así, tras 40 días de investigación, lograron identificar a los cinco imputados que fueron detenidos en las últimas horas.

Según las fuentes, dos de ellos son los delincuentes que concretaron la captura e iniciaron los llamados extorsivos, otro es el que iba a actuar como cobrador del rescate, el cuarto es quien aportó y se deshizo de los celulares empleados por la banda y el último, el dueño del auto que usaron para el secuestro.

Fuente. Télam

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: