Ciencia.-Deshielo récord, hasta 16 metros por año, en un glaciar antártico

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

El hielo se derrite a un ritmo sorprendentemente rápido bajo la lengua del glaciar Shirase en la Antártida oriental debido a la continua afluencia de agua de mar cálida a la bahía de Lützow-Holm.

Los científicos de la Universidad de Hokkaido han identificado un punto caliente atípico de derretimiento de sub-glaciares en la Antártida Oriental. Sus hallazgos, publicados en la revista Nature Communications, podrían mejorar la comprensión y las predicciones del aumento del nivel del mar causado por la pérdida masiva de capas de hielo en el continente más austral.

La 58º Expedición de Investigación Antártica Japonesa tuvo una oportunidad muy rara de realizar observaciones desde un barco cerca de la punta del glaciar Shirase de la Antártida Oriental cuando se rompieron grandes áreas de hielo marino pesado, lo que les dio acceso a la bahía congelada de Lützow-Holm en la que sobresale el glaciar. .

«Nuestros datos sugieren que el hielo directamente debajo de la lengua del glaciar Shirase se está derritiendo a una velocidad de 7-16 metros por año», dice el profesor asistente Daisuke Hirano del Instituto de Ciencias de Baja Temperatura de la Universidad de Hokkaido, en un comunicado. «Esto es igual o tal vez incluso supera la tasa de fusión debajo de la plataforma de hielo de Totten, que se pensaba que estaba experimentando la tasa de fusión más alta en la Antártida oriental, a una tasa de 10-11 metros por año».

La capa de hielo de la Antártida, la mayor parte de la cual se encuentra en el este de la Antártida, es el depósito de agua dulce más grande de la Tierra. Si todo se derrite, podría provocar un aumento de 60 metros en el nivel global del mar. Las predicciones actuales estiman que los niveles globales del mar subirán un metro para 2100 y más de 15 metros para 2500. Por lo tanto, es muy importante que los científicos tengan una comprensión clara de cómo se está derritiendo el hielo continental antártico y predecir con mayor precisión las fluctuaciones del nivel del mar.

La mayoría de los estudios sobre la interacción océano-hielo se han realizado en las plataformas de hielo de la Antártida occidental. Las plataformas de hielo en la Antártida Oriental han recibido mucha menos atención, porque se ha pensado que las cavidades de agua debajo de la mayoría de ellas están frías, lo que las protege del derretimiento.

Durante la expedición de investigación, Daisuke Hirano y sus colaboradores recopilaron datos sobre la temperatura del agua, la salinidad y los niveles de oxígeno de 31 puntos en el área entre enero y febrero de 2017. Combinaron esta información con datos sobre las corrientes y el viento del área, mediciones de radar de hielo y modelado por computadoras para comprender la circulación oceánica debajo de la lengua del glaciar Shirase en la base interior del glaciar.

Los datos de los científicos sugieren que el derretimiento se produce como resultado del agua profunda y cálida que fluye hacia la base de la lengua del glaciar Shirase. El agua tibia se mueve a lo largo de un profundo canal del océano y luego fluye hacia arriba a lo largo de la base de la lengua, calentando y derritiendo el hielo. Las aguas cálidas que transportan el hielo derretido fluyen hacia afuera, mezclándose con el agua de deshielo glacial.

El equipo descubrió que este derretimiento ocurre durante todo el año, pero se ve afectado por los vientos costeros del este que varían según la estación. Cuando los vientos disminuyen en el verano, aumenta la afluencia de agua cálida profunda, acelerando la velocidad de fusión.

«Planeamos incorporar estos datos y futuros en nuestros modelos informáticos, lo que nos ayudará a desarrollar predicciones más precisas de las fluctuaciones del nivel del mar y el cambio climático», dice Daisuke Hirano.

MAS NOTICIAS

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: