Causa por presunto espionaje ilegal: citan a indagatoria al secretario privado de Mauricio Macri y a los exjefes de la AFI

El juez federal de Lomas de Zamora Juan Pablo Augé citó este jueves a declaración indagatoria a Darío Nieto, el secretario privado del expresidente Mauricio Macri y a los exjefes de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Gustavo Arribas y Silvia Majdalani por la causa que investiga el supuesto espionaje ilegal a 24 dirigentes políticos, periodistas y sindicalistas.

En la misma resolución, el juez le pidió al Consejo de la Magistratura que le «asigne una plataforma que permita realizar las mismas en forma remota«, y señaló que la fecha de las audiencias se fijará una vez que obtenga respuesta a ese requerimiento.

El magistrado solicitó, a su vez, que amplíen su indagatoria unos 20 exespías y la excoordinadora de Documentación Presidencial Susana Martinengo, que ya se habían presentado ante el juez Federico Villena.

«Considero que existen motivos para sospechar que Gustavo Héctor Arribas; Silvia Majdalani y Dario Nieto, han participado en la comisión de los hechos (relatados por los fiscales Cecilia Incardona y Santiago Eyherabide), «razón por los que habré de convocarlos a prestar declaraciones indagatorias», sostuvo el magistrado en el fallo al que accedió Télam.

Entre los supuestamente espiados se encuentran la vicepresidenta Cristina Kirchner, el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta y su vice, Diego Santilli, además de la exgobernadora María Eugenia Vidal, entre otros.

La causa por presunto espionaje ilegal toca de cerca a exfuncionarios macristas. Créditos: NA.
La causa por presunto espionaje ilegal toca de cerca a exfuncionarios macristas. Créditos: NA.

Los exespías citados integraban los grupos de WhatsApp identificados como «Super Mario Bros», «Grupo Pilar», «Grupo Argentina», «Grupo Las Tres» y «Grupo Cueva».

Majdalani y Arribas ya habían sido procesados a principios de mes por el supuesto espionaje ilegal a Cristina Kirchner y el Instituto Patria, una causa conexa a la que intenta determinar si se realizó seguimiento sobre estas 24 personas.

Los fiscales federales señalaron en sus escritos que las tareas de inteligencia ilícitas contra dirigentes políticos permiten determinar que el objetivos «se centraba en determinar los movimientos de las víctimas con el objetivo de establecer cuáles eran sus estrategias, tendencias e inclinaciones políticas en aquel momento y para ello era fundamental individualizar a las personas que frecuentaban y con quiénes se reunían».

Aseguraron, a su vez, que dentro de la estructura de la AFI, la dirección de «esta empresa ilegal provenía principalmente de Gustavo Arribas y de Silvia Majdalani» y sostuvieron que «se encuentra probado que los agentes tenían una línea de vinculación con otros funcionarios del Poder Ejecutivo Nacional, específicamente funcionarios dependientes de Presidencia de la Nación, con los que compartían parte del flujo de información producto de estos espionajes».

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: