Brutal femicidio en Rosario: mataron a una mujer a golpes en la cabeza con un bloque de cemento

Una mujer fue asesinada a golpes en la cabeza con bloques de cemento, en un brutal femicidio en Rosario. La policía encontró el cuerpo de la víctima cerca de un árbol, a partir de la alerta que dio un vecino, e investigan si fue abusada sexualmente. El acusado está prófugo.

El femicidio se produjo cerca de las 3.30 del sábado en Rueda al 5500, en la zona sudoeste de la ciudad santafesina. De acuerdo al testimonio de vecinos, un hombre la golpeó en la cabeza con piedras o bloques de cemento, y reportaron el caso a la policía.

La víctima tenía un pañuelo negro en su cabeza ensangrentada, rodeada por bloques de cemento con manchas de sangre. No tenía ropa en la parte inferior, y la policía encontró un pantalón y ropa interior cerca del lugar donde estaba el cuerpo. Investigan si fue víctima de abuso sexual antes del crimen.

Un médico del sistema de emergencias públicas determinó que la mujer estaba muerta, cuando la asistió alrededor de las 4.30. Trasladaron el cuerpo al Instituto Médico Legal de Rosario, donde le harán la autopsia para determinar la causa de muerte y si fue víctima de abuso sexual.

Los vecinos dieron detalles de la ropa y las características físicas del atacante, que escapó a pie del lugar. Desde la Unidad de Homicidios Dolosos indicaron a la agencia Télam que le pidieron a la Agencia de Investigación Criminal de la Policía el relevamiento de cámaras de seguridad de la zona y la toma de declaraciones a posibles testigos.

Imputaron a un hombre por el femicidio de su expareja

Días atrás imputaron con prisión preventiva en Rosario a Adrián Maximiliano Bajo, de 40 años, por el femicidio de su expareja Vanesa Olguín, de 37. El detenido está acusado de matar a Olguín al golpearla y luego prenderla fuego viva el pasado 3 de junio. La víctima estuvo internada y murió el 12 de agosto por la gravedad de las heridas que le provocaron las quemaduras.

Según la acusación del fiscal Adrián Spelta el imputado la agredió físicamente en la casa que ambos compartían en Villa Gobernador Gálvez. Explicó que Bajo golpeó a su expareja con un objeto contundente en su cabeza, la llevó al baño del domicilio, la roció con líquido inflamable y luego la prendió fuego.

Con esos elementos el fiscal lo acusó de homicidio calificado por el vínculo y por femicidio. Planteó que el ataque y posterior femicidio se produjo «en el marco de un contexto de violencia de género extendido y perpetuado en el tiempo, por lo menos durante el plazo de 3 años, en el que el imputado convivió con la víctima sometiéndola a diferentes hechos de violencia en donde resultó lesionada».

La jueza Silvia Castelli aceptó recalificar la situación legal del hombre, que luego de ser detenido había sido acusado por tentativa de homicidio. Según la investigación, al momento de ser detenido Bajo presentaba quemaduras en dedos de mano izquierda y en la pierna derecha. Para el fiscal constituyó una evidencia de la autoría del femicidio.

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: