Brasil somete a Uruguay (0-2) con un gran Arthur

Brasil sigue mandando en Sudamérica. Sin Neymar, ni Coutinho, la Canarinha obtuvo una victoria de prestigio en Montevideo (0-2) ante un Uruguay huérfano de la garra y el liderazgo de Luis Suárez, baja con Covid-19.

URU

BRA

Uruguay

Campaña, Martín Cáceres, Giménez, Godín, Oliveros, Bentancur (Brian Rodríguez 59′), Torreira (Arambarri, 59′), De la Cruz (Jonathan Rodríguez, 68′), Nández, Darwin Núñez y Cavani

Brasil

Ederson, Danilo, Marquinhos, Thiago Silva, Renan Lodi, Douglas Luiz (Bruno Guimaraes, 91′) Arthur, Everton Ribeiro (Lucas Paquetá, 91′), Gabriel Jesus, Richarlison (Everton Cebolinha,68′) y Roberto Firmino

Goles

0-1, Arthur (33′), 0-2 Richarlison (44′)

Árbitro

Roberto Tobar (Chile).TA Giménez (50′) Nández (58′), Martín Cáceres (85′) / Douglas Luiz (45′), Richarlison (58′), Marquinhos (91′). TR: Cavani (70′)

Incidencias

Estadio Centenario, en Montevideo. Partido a puerta cerrada como medida obligada por el Covid-19.

Son cuatro victorias de la Canarinha en las cuatro primeras jornadas de las Eliminatorias Sudamericanas. El liderazgo es incuestionable.

La Seleçao, en una de sus salidas más complicadas, fundamentó su victoria en un juego pragmático, coral y con mucha consistencia colectiva, características que Tite siempre intenta imprimir a sus equipos. Su triunfo en el Centenario fue incontestable.

UNA CANARINNHA QUIRÚRGICA

Brasil, esta vez, salió con una marcha más, se pidió el balón y, con Arthur en lugar de Allan, encontró un faro para crear con más criterio. Delante, muy bien plantada, estaba la Celeste, que dio un tremendo susto en el minuto 4 con un zambombazo de Darwin Núñez (el delantero del Benfica que el Barça observa) que escupió el larguero. 

El primer tiempo fue un forcejeo, con la tensión propia de un clásico de máxima rivalidad, pero con nobleza. La Seleçao, que mejoró sustancialmente del tostón ofrecido contra Venezuela, llevaba la batuta, pero sentía dificultad para abastecer a su tripleta ofensiva. 

Y, en una jugada trabajada, apareció Arthur, pero desatascar el partidoGabriel Jesus le sirvió en la frontal y el ahora jugador de la Juve armó el pie derecho y su lanzamiento tocó lo suficiente en Bentancur (su compañero en Turin) para desorientar a Campaña. Era el primer gol del ex blaugrana en 21 partidos con la Canarinha. 

Uruguay sintió el golpe. Y Brasil pudo sentenciar, cuando Arthur sirvió una asistencia en profundidad a Roberto Firmino, que no supo resolver y mandó el balón sobre el cuerpo de Campaña.  El choque ganó en dinamismo con la Celeste obligada a buscar el empate.

Llegó un córner para Brasil, que, para evitar el despeje de dos especialistas como Godín y Giménez, sacó en corto y Renan Lodi, con un guante en su pie derecho, le puso la esférica en la cabeza de Richarlison, que no perdonó. 0-2 al filo del descanso.

Hubo aún tiempo para que Godín, en el lanzamiento de una falta de De la Cruz, enviase un cabezazo al larguero. Uruguay, que siempre fue reactivo, tuvo dos y las envío a los palos. Brasil, mucho más propositivo, creó lo suficiente para poner tierra de por medio.

URUGUAY SIN PULMONES

No hubo reacción charrúa en la segunda etapa, porque Brasil siguió aplicando el mismo libreto pragmático. La entrada de Arrambarri Brian Rodríguez no rompió la dinámica del clásico en una medular, bien dominada por la Canarinha y por un Arthur muy inspirado.

Y llegaron los nervios típicos de un clásico. Incomprensiblemente, a 20 minutos para el final, Cavani perdió la cabeza al darle un tremando pisotón (absolutamente innecesario) a Richarlison. El VAR se chivó a Roberto Tobar, que convirtió una amarilla en una roja directa. Y allí se terminó cualquier opción de reacción uruguaya. El partido se fue deshaciendo lánguidamente, bajo el control de los brasileños.

NOTICIAS RELACIONADAS

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: