Antonio Vega, el consentido

Me lo han planteado en Latinoamérica: “¿Quién es su consentido?”. Logré entender que se referían a mi artista favorito (o favorita), la figura a la que perdonaría todo. No me discutirán que suena más bonito que nuestro típico: “¿De quién eres fan?”. Naturalmente, uno se ponía campanudo y respondía que un crítico musical, por principio, debe ser imparcial, sin artistas mimados ni, ya puestos, detestados.

Seguir leyendo

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: