Andrzej Duda, el presidente polaco fiel al poder conservador y nacionalista

El jefe del Estado polaco saliente, Andrzej Duda, favorito en la primera vuelta de la presidencial del domingo, es un apoyo fiel del partido conservador nacionalista en el poder en Polonia, del que procede.

Su victoria, pese a las competencias limitadas de un jefe de Estado en Polonia, garantizaría la estabilidad al proyecto político del Partido Derecho y Justicia (PiS) durante los próximos cinco años.

Pero ante la imposibilidad de celebrar los comicios en la fecha prevista, el 10 de mayo, a causa del coronavirus, la popularidad de Andrzej Duda se ha ido debilitando en los sondeos.

El presidente cuenta con el 40% de las intenciones de voto, frente a su principal rival, el alcalde centrista de Varsovia, Rafal Trzaskowski, que obtendría el 30%. Pero las posibilidades de ambos en la segunda vuelta parecen prácticamente iguales.

Duda, jurista conservador de 48 años, elegido presidente en 2015, rara vez se ha opuesto a las iniciativas del partido de Jaroslaw Kaczynski y ha suscrito su generosa política social, así como las reformas que ponen a prueba el Estado de derecho.

«Es un hombre del partido, que ejecuta sus órdenes», declara a la AFP el politólogo Stanislaw Mocek, rector de la Universidad Collegium Civitas en Varsovia.

– Heredero espiritual –

Diplomado en derecho por la Universidad Jagellonne de Cracovia (sur) en 1996, Andrzej Duda se acercó al PiS en 2005, en el momento en que la formación de Jaroslaw Kaczynski preparaba su primer gobierno. El poder del jefe del PiS se vio reforzado entonces con el de su hermano gemelo Lech Kaczynski, muerto en una catástrofe aérea cinco años más tarde.

Andrzej Duda se declara heredero espiritual de este último.

Elegido en 2011 diputado del PiS y en 2014 diputado europeo, Duda era casi un desconocido cuando Jaroslaw Kaczynski le designó candidato a la presidencia de la República.

De sonrisa fácil y cuerpo atlético, Duda fustiga la Convención Europea sobre la Violencia Doméstica, la fecundación in vitro y la «ideología LGBT» que es para él «más destructiva que el comunismo». Esta última declaración provocó protestas en Polonia y en el extranjero.

Católico practicante, se declara favorable al endurecimiento de la ley contra el aborto, que ya es una de las más restrictivas de Europa.

– Sistema judicial –

Duda ha apoyado un amplio paquete de ventajas sociales introducido por el PiS, en particular la de reducir de 67 a 65 años la edad de la jubilación y conceder una ayuda mensual de 500 eslotis (112 euros, 126 dólares) por hijo.

En política extranjera, Andrzej Duda maniobra desde el inicio para reforzar los vínculos con la OTAN y Estados Unidos, que desplegaron sus tropas en la región, en reacción a la agresiva política de Moscú en la vecina Ucrania.

Duda visitó esta semana a Donald Trump en Washington, que no escatimó elogios para su «amigo» polaco, primer dirigente extranjero invitado a la Casa Blanca desde el inicio de las medidas contra la covid-19 en Estados Unidos.

Sin llegar a declararse abiertamente euroescéptico, Duda ha tratado a la Unión Europea de «comunidad imaginaria de la que hay que poco que sacar».

Sus adversarios y críticos, en Polonia y en el extranjero, le reprochan en particular su compromiso para someter al Tribunal Constitucional y otras instituciones judiciales a los dictados del poder que llevó a Bruselas a recurrir a la justicia europea.

Originario de Cracovia, nacido en una familia de profesores de la Acadamia de Minas,  corista y boy scout en su infancia y buen esquiador, Andrzej Duda está casado y tiene una hija.

sw/dt/af/bl

MAS NOTICIAS

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: