AMP2.- Etiopía/Eritrea.- El conflicto en Etiopía se extiende después de que el TPLF lance varios misiles contra Eritrea

29/05/2020 Militares etíopes realizan maniobras de combate POLITICA AFRICA ETIOPÍA INTERNACIONAL DEPARTAMENTO DE DEFENSA DE EEUU

29/05/2020 Militares etíopes realizan maniobras de combate POLITICA AFRICA ETIOPÍA INTERNACIONAL DEPARTAMENTO DE DEFENSA DE EEUU

El primer ministro etíope asegura que su país es capaz de resolver «por sí mismo» el conflicto

JOHANNESBURGO, 15 (DPA/EP)

El líder del Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF) ha confirmado este domingo el lanzamiento en las últimas horas de varios proyectiles contra Asmara, la capital de Eritrea, en lo que supone una importante escalada del conflicto abierto entre el grupo y el Gobierno etíope.

Debretsion Gebremichael ha confirmado en un mensaje que sus fuerzas están combatiendo contra «16 divisiones eritreas» aunque no ha ofrecido pruebas más allá de la declaración. Sobre el ataque en sí, ha confirmado varios ataques «con misiles» contra el aeropuerto de Asmara, que describió como un «objetivo legítimo».

Se desconoce con exactitud el número de proyectiles que finalmente han caído sobre la capital de este país africano, pero las informaciones de medios regiones y diarios internacionales como ‘The Telegraph’ o la ‘BBC’ coinciden en que al menos dos proyectiles han alcanzado el lugar.

De momento, la Embajada de EEUU en Eritrea ha avisado a los ciudadanos de que permanezcan en sus casas a la espera de verificar el incidente.

La Embajada sí tiene constancia de una serie de «fuertes ruidos escuchados en Asmara, que podrían tratarse de artefactos explosivos que podrían haber detonado en las inmediaciones del aeropuerto internacional, si bien no hay nada que indique que el aeropuerto ha sido alcanzado».

El ataque contra Eritrea supone una nueva extensión en el conflicto por parte del TPLF después de que lanzara este sábado varios cohetes contra otros dos aeropuertos controlados por el Gobierno de Etiopía en las ciudades etíopes de Gondar y Bahir Dar, en la región de Amhara (norte del país).

En una intervención previa a los sucesos en Eritrea en la emisora Tigray TV, el dirigente del TPLF había reconocido los ataques con cohetes y no había excluido otras acciones ni contra Etiopía, ni contra Eritrea, a la que acusó de enviar militares para apoyar a su vecino, según ha recogido la agencia rusa Sputnik.

Eritrea y Etiopía mantuvieron un conflicto armado que duró dos décadas hasta 2018 cuando se firmó un acuerdo de paz que le valió al primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, el Premio Nobel de la Paz en 2019. «PAZ Y ARMONÍA DURADERAS»

El primer ministro de Etiopía ha asegurado este domingo que su país es capaz de resolver «por sí mismo» el conflicto abierto contra el TPLF en un comunicado emitido tras el ataque contra Eritrea.

«Gracias al excepcional valor de sus hijos e hijas, este país es más que capaz de resolver por sí mismo los objetivos de la operación», ha hecho saber Abiy en un escueto comunicado publicado en su cuenta oficial de Twitter.

En la nota, el primer ministro describe su campaña contra el TPLF en la región de Tigray como una operación para «defender el Estado de derecho». «Progresa bien y la justicia prevalecerá», ha hecho saber el mandatario.

«En nuestro esfuerzo para hacer progresar el Estado de derecho y responsabilizar a quienes desestabilizan a Etiopía, estamos sentando las bases para una paz y armonía duraderas», ha añadido.

LA ESCALADA DEL CONFLICTO

El TPLF ha sido históricamente el partido dominante en la coalición que lleva gobernando Etiopía desde el año 1991. Sin embargo, la llegada del primer ministro al poder en abril en 20018 alteró progresivamente el equilibrio de poder hasta el punto de que el TPLF se negó a unirse al nuevo partido fundado por Abiy.

Desde entonces la tensión entre el Gobierno en Adís Adeba y este grupo político que gobierno la región de Tigray ha ido creciendo paulatinamente. Recientemente, se celebraron elecciones en la zona pese al mandato gubernamental de aplazarlas a 2021 por el coronavirus.

Finalmente, el Gobierno de Abiy anunció una ofensiva el 5 de noviembre acusando al TPLF de atacar bases militares en el país. El corte de comunicaciones en la región dificulta saber el alcance y el coste humano del conflicto, aunque las bajas ya se calculan por centenares.

Amnistía Internacional y el Ejecutivo etíope han acusado al TPLF de llevar a cabo masacres de civiles, algo que desde Tigray niegan, mientras que organismos defensores de los Derechos Humanos han advertido sobre los posibles peligros para la población.

Pese a la falta de cifras, autoridades sobre el terreno han detectado un gran flujo de refugiados que huyen del conflicto en dirección a Sudan, el país vecino donde habrían llegado al menos 17.000 refugiados, según ha señalado la agencia para los refugiados de la ONU (ACNUR) en el país.

Te Recomendamos

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: