Amazon, Apple y Google borran de Internet a Parler, la red donde se refugian muchos seguidores de Trump

Un usuario utiliza Parler a través de su ordenador y de su móvil.
Un usuario utiliza Parler a través de su ordenador y de su móvil.OLIVIER DOULIERY / AFP via Getty Images

Las grandes tecnológicas han puesto cerco a Parler, una red social que ha experimentado un enorme crecimiento en los últimos meses y donde se han refugiado seguidores del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, descontentos con las políticas de moderación de Twitter y Facebook para frenar el discurso del odio y los contenidos que instigan la violencia. Apple se ha unido este sábado a Alphabet Inc ―propietaria de Google― y ha retirado el servicio de Parler de su tienda de aplicaciones. Amazon, por su parte, ha asegurado que dejará de alojar a Parler en sus servidores este domingo por la noche (el lunes en España) por reiterado incumplimiento de sus políticas, según adelantó el medido digital Buzfeed, lo que significará que sus servicios dejarán de estar disponibles. Las tres compañías consideran que la plataforma no ha hecho lo suficiente para atajar la violencia ni moderar mensajes como los que llevaron a cientos de seguidores de Trump a asaltar el pasado miércoles el Capitolio.

“Para que podamos distribuir una aplicación a través de Google Play necesitamos que las aplicaciones implementen una moderación sólida para el contenido difamatorio. A la luz de esta amenaza a la seguridad pública actual, suspenderemos los listados de la aplicación [Parler] en Play Store hasta que solucione estos problemas“, explicó este viernes Google a través de un comunicado difundido por la agencia Reuters. “Apoyamos que la diversidad de puntos de vista estén representados en nuestra tienda de aplicaciones, pero no hay lugar en nuestra plataforma para las amenazas y la actividad ilegal”, ha asegurado este sábado Apple en un comunicado. Esta última empresa había dado 24 horas a la red para que presentara un plan de moderación detallado.

Tras las acciones tomadas por los dos gigantes tecnológicos, que controlan prácticamente los sistemas operativos del 100% de los teléfonos móviles, Parler dejaba de estar disponible para nuevas descargas en las principales tiendas de aplicaciones para teléfonos inteligentes, aunque todavía podía descargarse a través de navegadores móviles. Sin embargo, esta posibilidad también se esfuma tras la decisión de Amazon, que implica que la plataforma entera desaparecerá de Internet salvo que logre encontrar antes un nuevo alojamiento. En un mensaje en la propia red social, el CEO de Parler, John Matze, acusó a las tecnológicas de urdir un ataque coordinado contra su compañía y admitió que es posible que los servicios de su empresa dejen de estar disponibles durante una semana, hasta que logren reconstruirse “desde cero”.

Los anuncios siguen a la suspensión definitiva de la cuenta personal de Trump en Twitter, su principal instrumento de comunicación durante su mandato, por el riesgo de que pudiera incitar a la violencia. Precisamente Parler ganó mucha popularidad entre los seguidores de Trump tras los cambios en las normas de comportamiento implementados por Facebook y Twitter desde principios del 2020 para plantar cara a las noticias falsas, la desinformación y el discurso de odio, en el marco de la pandemia del coronavirus y las elecciones estadounidenses.

Parler, que se presenta como la alternativa de la “libertad de expresión” frente a Twitter y Facebook, se había convertido en los últimos meses en una especie refugio para los tuiteros más derechistas suspendidos de la red social o que, decepcionados por las nuevas políticas de privacidad y publicación en las principales plataformas, buscaban un espacio “sin censura”, como suele venderse esta red social, a la que no le gusta cargar con el sambenito con que habitualmente se la define, “la red de la ultraderecha”. “

En agosto de 2020 Parler (que surgió en 2018) sumaba su primer millón de usuarios y se situaba tímidamente como una alternativa a Twitter. Para noviembre, la red social había despegado. Justo después de la jornada electoral estadounidense, incrementó ocho veces su número de usuarios con respecto al mes de julio. “La semana pasada [del 2 al 8 de noviembre durante la contienda electoral estadounidense] teníamos cerca de 4,5 millones de miembros. Ahora tenemos ocho”, explicaron entonces fuentes internas a EL PAÍS. Si bien Parler aún está a años luz de Twitter —que tiene más de 175 millones de usuarios— las cifras que detalla la compañía no son bajas, considerando el tiempo en el que ha logrado conseguirlas.

Pero Parler no ha sido el único refugio. Cientos de usuarios descontentos por las recientes acciones de Twitter y Facebook contra comentarios y publicaciones en sus plataformas han llevado sus cuentas a la aplicación de mensajería instantánea Telegram (competencia de WhatsApp, propiedad de Facebook) y a la plataforma Gab, una red social en inglés conocida por tener una gran cantidad de usuarios de extrema derecha y cuyo sitio permite leer y escribir mensajes multimedia de hasta 300 caracteres conocidos como gabs.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA RETINA en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a nuestra Newsletter.

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: