ADVISORY GERMANY-POLITICS/CSU

Durante seis años supervisó las fosas comunes del régimen. Ahora, ante la Justicia alemana, contó que vio miles de cuerpos apilados, que las víctimas estaban marcadas con números en el pecho y que habían sido torturadas e, incluso, desfiguradas con ácido

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: