Acusado por abuso sexual, José Alperovich pidió extender de nuevo su licencia como senador hasta fin de año

El senador nacional del Frente de Todos, José Alperovich, presentó este lunes un pedido para extender hasta fin de año la licencia sin goce de sueldo en su banca de la Cámara alta, mientras es investigado por la Justicia por una denuncia de abuso sexual con acceso carnal por parte de su sobrina.

En la próxima sesión, ese cuerpo legislativo deberá aprobar o rechazar el pedido y si la solicitud, como se prevé, se confirma, podrá ausentarse hasta el 31 de diciembre de este año.

Este es el segundo pedido de extensión de licencia presentado por el legislador tucumano, cercado por las pruebas y declaraciones en su contra. Además de los relatos de su sobrina y exasesora, la médica ginecóloga que la atendía ratificó las lesiones.

En la carta presentada ante la presidencia del Senado, a cargo de Cristina Kirchner, el equipo de prensa del exgobernador tucumano informa sobre «importantes avances en los procesos penales que se sustancian tanto en la Ciudad de Buenos Aires, como en la provincia de Tucumán» y que «toda esta situación motiva que el senador continúe abocado a su defensa judicial y requiera nuevamente una extensión de la licencia sin goce de sueldo hasta el 31 de diciembre de 2020».

El propio senador compartió el escrito a través de su cuenta de Twitter, la misma que utilizó para defenderse un año atrás cuando escribió: «Deseo negar enfáticamente los hechos que denuncia. Cuento con numerosas pruebas y testigos que demuestran mi inocencia y la verdad».

«Se produjeron pruebas contundentes que demuestran la falsa acusación», comunica el escrito. Alperovich atribuye estas denuncias a «adversarios políticos». «Lamentablemente, el contexto de pandemia ha provocado que los tiempos procesales se extiendan más de lo previsto, y a la fecha se aguarda la producción de otras pruebas ofrecidas y se espera también la decisión de la Corte Suprema de Justicia de la Nación sobe la competencia territorial de la investigación penal», detalló la presentación.

Por último, el texto concluye que el senador tiene confianza en «el avance de la investigación y en el Estado de Derecho que rige en el país, que consagra el principio de presunción de inocencia», y que mantiene su decisión de no hacer declaraciones en los medios ni en las redes sociales «debido a la exposición política que tiene su figura y para permitir la libre actuación de la Justicia».

La denuncia contra Alperovich fue radicada por su sobrina en noviembre del 2019. Ante el fuerte rechazo que generó en gran parte del arco político, el senador pidió licencia.

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: