Acciones de GameStop se dieron vuelta drásticamente: cayeron más del 44%

Sin embargo, en esta rueda las corredurías online Robinhood Markets, donde opera la mayoría de los usuarios de Reddit, e Interactive Brokers restringieron las operaciones de varios valores alentados desde las redes sociales que se dispararon en estos últimos días.

Esta situación generó críticas de inversores minoritarios, celebridades y responsables de política, con el argumento de que están intentando proteger los intereses de Wall Street a expensas de los pequeños inversores.

«La prohibición de Robinhood sobre esas acciones ha puesto fin (a la subida)», dijo Dennis Dick, de Bright Trading LLC en Las Vegas. «Todos están intentando pulsar el botón de salida al mismo tiempo. Cuando empiezas a asustar a todos los vendedores en corto, no hay nadie que mantenga a raya los precios ya».

Las acciones de GameStop volaron 113% el miércoles y acumularon un alza del 1.700% en las últimas dos semanas. De esta manera, el valor de los activos pasó en apenas unos días desde los u$s17 hasta los u$s480. En ese marco, el valor de mercado de la firma trepó desde los u$s1.240 millones a más de u$s10.000 millones.

Este jueves, las acciones de GameStop cerraron un 44,1% más abajo que el miércoles, vale u$s152.77 menos, y cotizó a u$s193,60.

El relanzamiento de estas acciones perjudicó a muchos inversores que habían invertido en corto en GameStop. Esta operación, conocida como «short selling», consiste, a grandes rasgos, en pedir prestada una acción por un acotado tiempo para, en ese plazo, venderla y comprarla nuevamente, lo cual permite ganar mucha plata en pocos días en caso de que la acción baje, tal como se esperaba.

Con la suba inesperada de los activos, por ejemplo, un fondo de inversión que puso u$s10 millones en un shorteo contra GameStop a precio original esperando ganar dinero fácil y recién hoy puede salir, va a tener que pagar cerca de u$s235 millones.

Los inversores minoristas se impusieron a los profesionales el miércoles, ya que los fondos de cobertura Citron y Melvin se retiraron con fuertes pérdidas de posiciones cortas en GameStop en la batalla que libran Wall Street y Main Street, con cada vez más voces que piden un escrutinio a los puestos de operaciones bursátiles anónimos en las redes sociales.

Los fondos vendieron posiciones largas en acciones para pagar las pérdidas, que provocaron una caída del 1% en los principales índices de Wall Street.

«Las reglas están cambiando y eso no le gusta a la gente», dijo el inversor en tecnología Chamath Palihapitiya a CNBC. «Nos estamos moviendo hacia un mundo en el que un tipo normal tiene el mismo acceso que los profesionales y puede llegar a la misma conclusión o, tal vez, la contraria. La solución es más transparencia en la parte institucional, no menos acceso para los minoristas«.

El «short selling» genera polémica ya que implica apostar a que una empresa caiga para ganar. En la mayor parte de Europa está prohibida, pero en Estados Unidos está permitida.

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: