A prueba: cuando los Lego cobran vida y se comen el escenario

Una llama con gafas de sol y vestimenta colorida que mueve unas maracas verdes al ritmo de la música. Una sirena con el pelo blanco y mechas rosas que canta mientras toca la guitarra y agita su cola. Un DJ extraterrestre cuyo primer contacto con la Tierra fue hace un par de años que realiza bailes antigravedad con barras fluorescentes en sus manos. Estos son algunos personajes de Lego que, mientras que en el mundo físico permanecen inmóviles, en el mundo digital cobran vida gracias a una app de realidad aumentada y bailan, cantan y se comen el escenario.

EL PAÍS ha probado Lego Vidiyo, un juego desarrollado por el grupo Lego y Universal Music Group (UMG) que estará disponible a partir del 1 de marzo. El objetivo es que los niños de siete a 10 años puedan primero montar sus juguetes con las míticas piezas de diferentes tamaños y colores de Lego y después dirijan, produzcan y compartan vídeos musicales interpretados por las figuras de la compañía danesa.

El primer paso para grabar un videoclip es elegir a los miembros de la banda. Entre los músicos principales, además de los ya mencionados, también hay un pirata punk con una cresta, tatuajes y un garfio que toca la guitarra; un droide con varios brazos robóticos que baila break dance; y un unicornio DJ con un cuerno azul y una melena rosa que disfruta cuando llueve purpurina. Además de los artistas principales, hay más de una decena de figuras que también pueden formar parte de la banda. Mientras que un tiburón o un vaquero pueden hacer los coros, también hay un conejo y un zorro que van con un gran radio cassette a todas partes, un alien que toca el teclado o un helado que lo da todo con el saxofón.

Para dar vida a todos estos personajes, hay que descargar la aplicación Lego Vidiyo y crear un videoclip. El primer paso es escoger la música. Durante las pruebas realizadas por este periódico, ha sido posible elegir entre una veintena de canciones. Además de algunos clásicos, también hay algunas que figuran en las listas de éxitos contemporáneos. Algunos de los temas disponibles son A dónde vamos de Morat, Therefore I am de Billie Eilish, Believer de Imagine Dragons, Don´t call me up de Mabel o Sucker de los Jonas Brothers.

Joshua Burke, vicepresidente de marketing estratégico y asociaciones globales de Universal Music Group, explica que la app incluye música de todo el mundo “y brinda la oportunidad a artistas de todos los ámbitos de hacer que su música sea escuchada por millones de niños y familias”. Nueve de cada 10 padres consideran que jugar con los ladrillos de Lego ayuda a desarrollar la creatividad, mejora la resolución de problemas y genera confianza, según asegura la compañía danesa. Además, según recoge la misma empresa, el 76% de los padres y los niños de entre 5 y 12 años creen que la música les ayuda a expresar quiénes son.

Una vez escogida la canción, hay que escanear las figuras de los personajes que conformarán la banda. “Listo para moverse”, afirma la app tras hacerlo. Pero no solo se escanea a los personajes. En la caja, cada figura viene acompañada de varios BeatBits. Se trata de pequeñas figuras planas y cuadradas pensadas para ser colocadas en los escenarios que el propio usuario monta con ladrillos de Lego. Estas piezas también vienen en las cajas de los artistas principales y secundarios de la banda.

Efectos especiales

Los BeatBits son efectos especiales. Algunos son de sonido, pero también hay nuevos fondos y cambios de vestuario. Mientras que se graba el videoclip, se puede escoger entre todos estos efectos. Por ejemplo, para hacer que llueva purpurina o confeti, que los personajes se disfracen de dinosaurios, que hagan diferentes pasos de baile, que el público les lance tomates, que aparezcan ositos por el escenario, que suene un solo de saxo o que salgan palomitas, luces o estrellitas del suelo.

Una vez seleccionados los miembros de la banda y los BeatBits, basta con señalar con la cámara del móvil a un lugar determinado. De esta forma es posible transportar a los personajes de Lego al mundo real. Todo vale. Una habitación, un patio, un parque o incluso la mesa de la cocina pueden convertirse en el escenario perfecto. Y a bailar. Durante 60 segundos, es posible tomar el control creativo de los videoclips, activando movimientos de baile y efectos audiovisuales. La experiencia es bastante positiva y los resultados son originales. Es recomendable practicar un poco para conseguir un videoclip que merezca la pena.

Con este juego, se desdibujan las fronteras entre el mundo virtual y el físico. Morgan Walker, director de diseño del grupo Lego, indica que “los niños no diferencian entre el juego digital y el físico y para ellos todo es solo un juego”. “Esta es la realidad en la que vivimos ahora. Pero sabemos que para los padres es realmente importante que cualquier tiempo frente a una pantalla sea un tiempo creativo y creo que Lego Vidiyo es una experiencia creativa verdaderamente abierta sin ganadores ni perdedores”.

Además de compartir videoclips, la app permite diseñar a todos los miembros de la banda. Por ejemplo, el usuario puede cambiarles la ropa o el color de pelo. También es posible escoger el nombre de la banda entre múltiples opciones algo extravagantes. El grupo puede llamarse Gigantes considerados, Chicos amarillos, Truco de banana, Las tostadas maravillosas o La sociedad de la cama.

Walker está convencido de que la música y el juego creativo son importantes en el desarrollo de los niños. Por ello, asegura que Lego siempre busca “nuevas formas de alimentar la imaginación”. “Lego Vidiyo abre un nuevo lienzo creativo para que los niños se expresen con ladrillos, sonido y visión”, señala. Los límites de las creaciones están en la imaginación de cada usuario.

Compartir los videoclips

Como si de una red social se tratase, se puede compartir hasta 20 segundos de las creaciones en la app y visualizar las de otros usuarios. Por ejemplo, es posible publicar la portada de un disco o cualquier videoclip. La aplicación cuenta con una pestaña llamada “social” que recuerda bastante a TikTok y cuenta con tres apartados. En “para ti” aparecen creaciones que la app selecciona para el usuario. Pulsando en “descubrir” es posible llegar a otro contenido. Por último, un apartado llamado “actividades” anima al usuario a hacer diferentes desafíos. Por ejemplo, a lanzar su primer single o a grabar un videoclip con un personaje en concreto.

En este contexto, uno de los puntos a tener en cuenta es cómo Lego y UMG garantizan la privacidad de los usuarios. La compañía danesa asegura tomarse muy en serio la seguridad digital de los menores. Por ello, indica que todas las publicaciones se hacen de forma anónima y el contenido compartido es revisado por moderadores externos. De esta forma, se pretende evitar por ejemplo que aparezcan personas identificables en un vídeo. En ese caso, el usuario podría almacenar el vídeo en su dispositivo pero no compartirlo con otros internautas.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA RETINA en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a nuestra Newsletter.

Compartir

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: